Brinda IMSS atención especializada para el tratamiento del Parkinson

  • Es un padecimiento neurodegenerativo que afecta principalmente a hombres y mujeres mayores de 60 años.
  • Temblor, rigidez, disminución en movimiento e inestabilidad postural son algunos de los principales síntomas.

Oaxaca, Oax., a 11 de abril de 2019.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con la Clínica de Movimientos Anormales del Centro Médico Nacional Siglo XXI para atender a las personas con enfermedad de Parkinson, padecimiento neurodegenerativo que afecta principalmente a hombres y mujeres mayores de 60 años, informó el doctor Raúl Carrera Pineda, Jefe del Servicio de Neurología del Hospital de Especialidades.

Señaló que la rigidez y el temblor en brazos y piernas,  especialmente durante el reposo, la lentitud o torpeza en los movimientos, dificultad al caminar, disminución en movimiento e inestabilidad postural son algunos síntomas que presentan los pacientes con este padecimiento.

El neurólogo del IMSS afirmó que la Clínica de Movimientos Anormales otorga al año, en promedio, entre 900 y mil consultas por enfermedad de Parkinson. Agregó que uno de los tratamientos que brinda el Seguro Social a quienes la padecen es el neuroestimulador cerebral, que ayuda a proporcionar mejor calidad de vida y disminuye la sintomatología. Sin embargo, hasta hoy no existe un tratamiento que la cure.

Por ello, señaló, es importante que ante la presencia de temblor, rigidez o movimientos torpes, se acuda con el especialista para el diagnóstico y tratamiento oportunos.

El doctor Raúl Carrera Pineda aseguró que no existe ninguna forma de evitar el Parkinson, ya que es un padecimiento neurodegenerativo que se presenta principalmente en mayores de 60 años y va progresando. No obstante, los medicamentos reducen las molestias y mejoran la calidad de vida del paciente.

Señaló que mientras más temprano se haga el diagnóstico y las personas reciban el tratamiento, estarán en mejores condiciones. Además, finalizó, la rehabilitación es un punto fundamental y aquellos pacientes que hacen ejercicio, presentan mejor calidad de vida, a diferencia de quienes no lo realizan.