Indaga FGR incendio de garita migratoria en Tapanatepec

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- La Fiscalía General de la República y la Fiscalía del Estado de Oaxaca iniciaron una investigación combinada luego del incendio reportado en la estación migratoria en San Pedro Tapanatepec.

Asimismo, se anunció el traslado de 100 migrantes rescatados tras el siniestro a la estación migratoria de Acayuca, Veracruz. Fueron reubicados con apoyo de elementos de la Policía Federal que utilizó autobuses rentados para trasladar a los indocumentados al nuevo refugio y albergue federal, donde se espera su repatriación a sus países de origen.

De acuerdo a las primeras indagatorias realizadas en el lugar del percance, el incendio fue generado tras un amotinamiento al interior de la estación migratoria donde se encontraban un grupo de 107 migrantes.

Hasta donde se ha establecido, tras manifestarse y tomar las instalaciones los migrantes prendieron fuego al inmueble para huir, Sin embargo fue recapturada la mayoría.

Los indocumentados de origen guatemalteco y salvadoreño pretendían forzar a las autoridades migratorias a la entrega de pases de estancia temporal en México, y ante la negativa decidieron inconformarse realizando acciones de vandalismo que derivaron el incendio de las oficinas.

El Fiscal General de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez refirió que hay una investigación coordinada; sin embargo, dijo que la tutela de la indagatoria la realiza la Fiscalía General de la República.

Indicó que ante el siniestro las fuerzas de seguridad estatal y federal reaccionaron de inmediato y lograron rescatar y recuperar a la mayor parte de los migrantes que se encontraban en la estación.

Evidenció que no hay reportes de víctimas o lesionados, solo daños materiales diversos y pérdida de documentación.

En tanto el presidente de la defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Bernardo Rodríguez Alamilla, dijo que visitadores del organismo han actuado en coordinación con visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para garantizar que se respete las libertades de los migrantes.