Niño perdió un ojo por tumor, no por golpe: Fiscalía

Por Óscar Rodríguez / Foto cortesía

Oaxaca, Oax.- La Fiscalía General del Estado de Oaxaca determinó que el niño Mario, no perdió el ojo izquierdo por un golpe a consecuencia de ser víctima de violencia en el hogar, sino por un mal congénito.

Jesús Rodríguez Cruz, vicefiscal de Atención a Víctimas y Sociedad afirmó que hasta el momento no hay elementos que determinen que el niño Mario, el menor de 2 años y medio originario del municipio de Santa Lucía Monte Verde, Putla de Guerrero, que en días pasados fue hospitalizado con el globo ocular inflamado, y que según se dijo fue golpeado por un familiar.

El funcionario precisó que en base a los estudios de campo, clínicos y de laboratorio que revisaron los peritos, se logró establecer que la lesión del menor obedece a un retinoblastoma, un tumor canceroso que se desarrolla en la retina.

Sin embargo, afirmó que continúa la investigación ya que la madre presentó una denuncia por violencia intrafamiliar y lesiones con ventaja.

“De las notas médicas se desprende hasta el momento que la lesión que presenta el menor no deriva de un golpe, sino es cuestión de una enfermedad denominada retinoblastoma”, detalló.

Dijo que el lóbulo del ojo se desprendió como parte de los síntomas de este padecimiento.

A pesar del dictamen médico, dejó claro que la investigación llevará su curso hasta determinar las responsabilidades que correspondan.

En cuanto a la madre del menor, dijo que es atendida por una de las áreas multidisciplinarias de la Fiscalía donde recibe atención psicológica.

En tanto, el director del Hospital de la Niñez Oaxaqueña, Efrén Jarquín González reportó que el menor agraviado llegó canalizado de una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Bienestar de la Sierra Sur, con una tumoración avanzada en el ojo izquierdo.

Según el dictamen médico, los golpes en la cabeza permanentes y uno contundente causadas por su padrastro generó graves secuelas en el menor, y se advierten incluso lesiones desde hace cuatro meses que podrían generar un tumor cerebral.

Jarquín González lamentó que a pesar del esfuerzo médico, el menor no recuperará la vista del ojo izquierdo.