Se compromete Murat a atender lío agrario en la zona Mixe

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- El gobernador Alejandro Murat se comprometió a resolver la problemática agraria que viven los municipios indígenas Tamazulapan del Espíritu Santo y San Pedro y San Pablo Ayutla, quienes se manifestaron en el marco de la visita del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

En el encuentro, el Ejecutivo federal le encargó al gobernador atender el conflicto entre pueblos de la zona Mixe, y adelantó que solicitará a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero intervenir para lograr una solución.

El gobernador Alejandro Murat anunció que el martes acudirá personalmente a los pueblos para atender las exigencias.

Sin embargo, instó a los grupos anteponer el diálogo y la conciliación como instrumento para alcanzar acuerdos entre las partes inmersas en el litigio.

Por su parte, el titular de la Secretaría General de Gobierno, Héctor Anuar Mafud, informó que previo a la visita del gobernador a la zona Mixe, han sido citadas las autoridades municipales de ambos pueblos en la sede de la Ciudad administrativa para empezar a trabajar en una posible solución al conflicto.

El funcionario afirmó que a pesar de la “intromisión de intereses externos a las localidades” se sigue trabajando con ambos pueblos para resolver su exigencia de dotación de agua.

“Nosotros no estamos en contra de ninguna de las dos comunidades y estamos cumpliendo la petición del municipio de Ayutla y Tamazulápam de conectar el agua; ya se desplazó personal de la Comisión Estatal del Agua (CEA) para realizar los trabajos de reconexión al manantial”, dijo.

Asimismo, indicó que a la par se ha trasladado a la zona en disputa elementos del Ejército y de la Policía Estatal para evitar roces y enfrentamientos.

El titular de la Segego llamó a las autoridades municipales y agrarias respetar los acuerdos de las minutas firmadas, para que se pueda cumplir en tiempo y forma con la dotación del agua ambos pueblos.

Detalló que se tienen que instalar dos tuberías, una de 600 metros y otra de 5 kilómetros para distribuir el agua mediante gravedad a las dos localidades que carecen del agua.

Al respecto dijo que los trabajos que se realizan en la zona se ejercen en base a ciertas limitantes, sin embargo “se continúa avanzado y se requiere de tiempo para concluirlos”.

Con respecto al problema agrario, dijo que este sí existe, pero Tamazulápam y Ayutla son dos pueblos mancomunados que requieren ponerse de acuerdo para fijar sus líneas.

“Creemos que la mayor parte de los pueblos son sabios y apuestan al diálogo y no a la violencia, prefieren la civilidad sobre la intolerancia”, puntualizó.

Resumió que en la agenda del gobierno hay 32 conflictos agrarios de alto riesgo, de los 362 que siguen vigentes, los cuales buscan atender valiendo el modelo de diálogo entre las comunidades.