Sigue diálogo por desacuerdos entre Tamazulápam y Ayutla

En dos años se han firmado 62 minutas con la Segego, sin embargo no se ha podido llegar a un acuerdo definitivo.

Por Ivet Mendoza

Oaxaca, Oax.- Una mesa permanente de diálogo seguirá instalada entre el gobierno federal, estatal, personal de la Defensoría de los Derechos Humanos y autoridades municipales agrarias de Tamazulápam del Espíritu Santo y San Pedro y San Pablo Ayutla para dar solución al conflicto de agua y agrario que persiste desde hace décadas entre estas dos comunidades.

Las 62 minutas de trabajo emitidas por la Secretaría General de Gobierno (Segego), no han servido para llegar acuerdos entre la población de Ayutla y Tamazulápam que el conflicto por la disputa de tierras, derivó que hace dos años Ayutla no tenga acceso al uso de agua potable.

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, refirió que la Conagua informó que existen ocho asignaciones para uso público – urbano de agua para el municipio de Ayutla y otras ocho más para Tamazulápam.

Durante las mesas de diálogo, ambas comunidades han emitido sus peticiones y condiciones para que el conflicto termine.

“En el caso de San Pablo y San Pedro Ayutla, manifiesta lo siguiente, la conexión inmediata del manantial en disputa sin condiciones, segundo, restitución de 25 predios que reclaman a Tamazulápam como requisito previo a la conexión del servicio de agua, tercero, Ayutla acepta que Tamazulápam se conecte por cárcamo de bombeo”, dijo.

Y agregó “en el caso de Tamazulápam manifiesta, primero, que la conexión al manantial se debe de dar de manera inmediata y de manera simultánea a ambos municipios; segundo, que la infraestructura sea por gravedad; tercero, que Ayutla desista del amparo promovido que impide la conexión de Tamazulápám”.

Murat Hinojosa confió en que dicha mesa permanente logre que ambos municipios acepten las condiciones para concluir el conflicto que inició desde hace 40 años.

Reiteró que esta mesa estará encabezada por funcionarios del gobierno federal y estatal con el único fin de ser intermediarios para generar una solución pronta y de manera pacífica.