Cuestionan que proyectos comunitarios se conviertan en negocios de líderes

Por Adalberto Brena 

Cuicatlán, Oax.- Durante muchos años, algunos líderes sociales se escudaron en organizaciones con el argumento de que defenderían a los sectores más vulnerables, principalmente los indígenas ante la federación y el estado, por lo que lograron obtener diferentes proyectos siempre anteponiendo el nombre del municipio, es decir, los beneficios del proyecto serían para los ciudadanos con obras y acciones de beneficio social; pero esto solo fue en el dicho ya que en el hecho es todo lo contrario, se han convertido estos proyectos, obras y programas en verdaderos negocios del líder y sus más cercanos allegados.

Un claro ejemplo es lo que en su momento fue el Centro de Capacitación Artística y Cultural “Lic. Manuel Pérez Morales”, Shuta-Yoma A.C., anteriormente conocida como Organización Democrática Insurgente (ODI) que cuenta con un espacio ubicado rumbo al panteón municipal.

 Siempre se pregonó que sería para beneficio del pueblo y podría ser utilizado sin costo alguno para una obra de beneficio social; pero según información de algunos ciudadanos, se solicitó el lugar para que pudiera ser la sede la Universidad Bienestar ‘Benito Juárez García’ y la respuesta fue que está disponible el inmueble siempre y cuando pagaran la renta de 5 mil 800 pesos mensuales; una verdadera minita de oro los programas y proyectos para el líder o seguidores de estas desaparecidas organizaciones sociales.

.