Habitarán en el IAGO las historias de un oso y una chica 

  • La artista Oso LC presenta en Avenida Juárez 203 una serie de imágenes donde conviven personajes entre la vida cotidiana y la fantasía.

 

Oaxaca, Oax. 07 de junio de 2019.- Escenas de la vida cotidiana que se desarrollan en espacios familiares son los que el espectador verá en Oso en Retrospectiva exposición de la joven artista Oso LC (Oaxaca, 1994), quien también salpica de fantasía, sus dibujos, pinturas y obra gráfica.

 

La muestra se inaugura el jueves 8 de agosto a las 19 horas en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) que se ubica en Avenida Juárez 203, Centro Histórico de la ciudad.

 

En entrevista Oso LC platicó que cuando estudiaba la licenciatura en Artes Plásticas y Visuales se puso el pseudónimo que actualmente utiliza, “el oso me presta su nombre, empezó como un juego, la gente no sabía si se trataba de un hombre o una mujer”.

 

Y es que a decir de Guillermo Santos, en el texto de sala, “de un símbolo en apariencia conocido, Oso LC crea una serie de imágenes en las que se denota la búsqueda, la edificación de una identidad”. 

 

Para la artista el oso es un animal muy importante, recordó que en el libro “El oso: Historia de un rey destronado” de Michel Pastoureau, se menciona que se trata del animal que más se parece al hombre.

 

“Era importante abordarlo porque es un alter ego, así que entre más grande lo dibuje, en proporción a la estatura del personaje femenino, es mejor, es como el ideal alcanzado”.

 

Oso LC aborda en sus obras el tema de la soledad en la infancia, pero para ella la soledad no es algo triste, “desde la infancia se pueden crear amigos imaginarios, compañías y en lo que hago está la figura de un animal compartiendo, quizá en una mesa tomando café”.

 

“Soy hija única crecí en una casa llena de adultos y me encantaba estar rodeada de ellos, conforme crecía pensaba que mi infancia había sido muy sola, pero ya de grande me doy cuenta que fue fantástica, eso lo noto ahora que hago un recuento con todas esas escenas, me divertía mucho con mi abuela, mi mamá y mi papá”.

 

En el texto de sala se lee que “es evidente que hay un juego, una oscilación entre fuerza y  fragilidad: no se trata solamente del diálogo entre el oso y la chica, sino que los colores, los trazos, los escenarios, que van de lo delicado a lo violento, pasando de uno a otro de modo paulatino, buscan el equilibrio entre fuerzas. En este sentido, todo en la exposición parece premeditado. Probablemente es resultado de un trabajo constante y quizá obsesivo, de un volver, una y otra vez, sobre las formas de dos cuerpos”. 

 

Al mencionar a los personajes, Oso LC platicó que muchos de sus familiares de pronto le dicen que ellos se sienten el oso, al ver sus obras, eso dependiendo de la circunstancia por la que el animal esté pasando en la pieza.

 

“Cuando el oso está en una escena que no les gusta, ya no quieren ser ese personaje, pero siento que el oso son todos los que me rodean, el rugido del oso es la voz de cada persona que me ha marcado, siento que el oso pueden ser todos, o nadie, es como un ideal”.

 

“El personaje de la niña quisiera que se pensará que somos todos en algún punto de nuestra infancia, porque pasamos por soledades infinitas, no necesariamente tristes, muchos evocan a que la soledad es tristeza y en realidad es algo maravilloso, estar solo es la apertura a mundos inimaginables”. Oso LC agregó que le gustaría que la niña se convirtiera en cada uno de nosotros. 

 

Oso en Retrospectiva es una exposición compuesta por 15 pinturas en acrilico, 12 grabados en metal y dos dibujos, la obra la realizó la artista en lo que va de 2019, y fue precisamente este año cuando comenzó a trabajar gráfica.

 

Para ella exponer en el IAGO representa algo muy importante e interesante, ya que es el espacio donde ha colaborado como bibliotecaria y donde también se ha nutrido para realizar sus proyectos.