Marcharon colectivos feministas contra la violencia de género en Oaxaca

Realizan pintas para exigir justicia.

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- En Oaxaca, colectivos feministas y organizaciones civiles marcharon por las calles de la capital para protestar en contra del alto número de feminicidios y para demandar un alto a la violencia de género.

Ataviadas con paliacates que les cubrían el rostro y camisas negras, las inconformes realizaron acciones de vandalismo en su jornada nacional de lucha en contra de la violencia hacia las mujeres.

A su paso pintarrajearon fachadas de edificios históricos, negocios y vandalizaron la sede de la Secretaría de la Mujer, reprochando que no hay justicia por los crímenes de mujeres.

Acusaron a los cuerpos de seguridad de ser responsables de los ataques sexuales, demandando que se termine la impunidad contra los agresores.

En tanto, la asociación civil ‘Consorcio para el diálogo parlamentario y la equidad de género en Oaxaca’ expresó su preocupación ya que los «homicidios dolosos», es decir, aquellos en los que el criminal busque intencionadamente la muerte de la víctima, podrían no estar siendo tipificados como feminicidios.

A pesar de que la Fiscalía ha reconocido un aumento considerable en homicidios dolosos contra mujeres y feminicidios, la presidenta del organismo, Yesica Sánchez, consideró de suma importancia que la Fiscalía General retome el Acuerdo 04/XLIII/27 del Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP) en el que se pactó que la Procuraduría General de la República (PGR) y las Fiscalías Generales de Justicia de las 32 entidades federativas, “iniciar la investigación de toda muerte violenta de mujeres de carácter doloso bajo protocolos de feminicidio”.

Sánchez Maya indicó que es imperativo avanzar en esta ruta, ya que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sentó precedente en la materia con la sentencia 554/2013 sobre el caso de Mariana Lima Buendía, joven de 28 años víctima de feminicidio por parte de su esposo, quien en ese entonces fungía como policía judicial del Estado de México y cuyo caso fue investigado en un inicio como suicidio.

Por ello, exigió a las autoridades de procuración de justicia de Oaxaca que todas las muertes violentas de mujeres inicien sus investigaciones como feminicidio; se apliquen los protocolos en la materia y las investigaciones sean realizadas con la debida diligencia, perspectiva de género, derechos humanos e interculturalidad.