Ejidatarios denuncian despojo; invaden Monte Albán, dice INAH

* Habitantes de parajes de Xoxocotlán denuncian el despojo de 3 mil hectáreas donde hay unas 300 familias. 

Por Ivet Mendoza y Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- Un grupo de supuestos ejidatarios del municipio de Santa Cruz Xoxocotlán se manifestaron en las oficinas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), para denunciar la presunta invasión y el despojo de sus tierras.

Los inconformes expusieron que pretenden desalojarlos por estar invadiendo el polígono de la zona arqueológica de Monte Albán; sin embargo estos, argumentaron ser legítimos propietarios de las áreas.

Señalaron al delegado del organismo Ilan Vit Suzan y el subdelegado Silvano Reyes Medina de haber enviado el pasado 01 de agosto a un grupo de hombres armados para intimidarlos, golpearlos, robar y así abandonaran los terrenos donde se han fundado colonias populares.

Refieren que la disputa es por la posesión de 3 mil hectáreas donde hay unas 300 familias de tres colonias que han ubicado sus viviendas y que argumentan tener derechos de posesión amparadas por la Procuraduría Agraria (PA).

“Nosotros compramos nuestros terrenos en buena fe, no somos responsable que por la corrupción que impera en las instituciones se haya permitido la venta de terrenos en una zona prohibida como ahora argumenta el INAH, expusieron.

El grupo de inconformes además de protestar frente a las oficinas del INAH, también realizó un bloqueo sobre la calle de Pino Suárez para hacer presión y fueran atendidos por las autoridades de la dependencia, quienes aseguran, se han negado a asistir a las mesas de diálogo que han tenido con el gobierno del estado para verificar su situación.

En contraparte la delegación del INAH reportó que como medida de protección de la zona arqueológica de Monte Albán para evitar invasiones y saqueos fue activado un protocolo de protección, donde se instaló una malla ciclónica en la colindancia de la zona arqueológica y el área urbana, retirándose de la poligonal protegida a todos los invasores, que carecían de derecho de propiedad de los predios.