Urgen esclarecer crímenes de odio

Colectivos de la diversidad sexual denuncian que al menos 35 casos en Oaxaca siguen impunes.

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- Colectivos de la diversidad sexual denunciaron que en Oaxaca se mantienen impunes al menos 35 crímenes de odio, y anunciaron que en su jornada de lucha pretenden movilizarse para exigir respeto a sus derechos y garantías individuales, así como demandar la promulgación de una ley que permita el castigo a quienes discriminan a personas con diferentes preferencias sexuales.

Asimismo, reclamarán adecuaciones al Código Civil para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, ya que las únicas seis parejas que se han casado lo han hecho mediante amparo.

Evidenciaron que “en los últimos crímenes de odio ha existido impunidad generada por la propia Fiscalía de Justicia”, tal es el caso del crimen del activista Oscar Carzola en Juchitán de Zaragoza, o de un transexual que fue ultimado en la cercanía del Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca.

Las asociaciones civiles critican la “actitud indiferente” de las instituciones encargadas de procurar y administrar justicia “porque han sido cómplices de graves violaciones a los derechos humanos”.

Al respecto mencionaron que persiste “una actitud de invisibilización institucional hacia la diversidad sexual y de género que se traduce con la impunidad a quienes han cometido asesinatos por odio en Oaxaca”.

También consideran esta situación se puede percibir en la ausencia de un registro oficial sobre los homicidios en contra de personas de la diversidad sexual, los cuales son minimizados por versar en crímenes pasionales.

Las organizaciones demandan el cese de los ataques de grupos religiosos y la violencia física extrema por fobia a las diversas expresiones de la sexualidad y género, así como leyes más justas que incluyan a los grupos de la disidencia sexo-genérica: matrimonio igualitario y la adopción homoparental.

Los organismos a favor de la diversidad sexual destacaron que según resultados de la Encuesta Nacional para Prevenir la Discriminación, cuatro de cada 10 mexicanos no están dispuestos a permitir que en su casa vivan personas homosexuales o lesbianas, y el 52 por ciento de los integrantes de la diversidad sexual considera que su principal problema es la discriminación.

La misma encuesta menciona que en Oaxaca cerca de 42.5 por ciento de la población rechaza la sola idea de que alguien con una orientación sexual diferente a la heterosexual viva en su casa; en contraste, solo un 27 por ciento se opone a las bodas gay.

Es por ello que demandaron a las autoridades federales y estatales intervenir para esclarecer y hacer justicia por los crímenes de odio reportados en la entidad, además de solicitar a los legisladores promover leyes que beneficien a este sector de la población.