Urgen replantear presupuesto para atención de migrantes

Oaxaca ocupa el segundo lugar en número de personas deportadas de EU, señala la directora del IOAM, Aida Ruiz García.

Por Fernando Reyes / Agencia Igavec 

Huajuapan de León, Oax.- Debido a las intensas redadas implementadas por el gobierno de Estados Unidos de Norteamérica para deportar a la mayor cantidad de migrantes posibles, aunado a la desaparición del programa federal del Fondo de Apoyo a Migrantes (FAM), actualmente un gran número de connacionales se queda a la deriva justo en la frontera con el vecino país, lo cual es un tema preocupante porque pueden ser víctimas de la delincuencia.

Aida Ruiz García, titular del Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante (IOAM), informó que como consecuencia de la desaparición de dicho programa, a las instituciones correspondientes ya no les es posible ayudar a los repatriados a llegar a sus comunidades de origen, por lo que las personas al no contar con el recurso económico se quedan varados en la frontera.

“Esto es preocupante porque pueden ser víctimas de personas que pueden inducirlos al crimen organizado o víctimas de extorsionadores, o pueden ser secuestrados y desafortunadamente no se puede hacer, al día de hoy, nada porque no se cuenta con el recurso”, indicó.

Detallo que hasta el mes de julio se llevan contabilizados 10 mil 316 repatriados, pero se tuvo un decremento en el mismo periodo con relación al año pasado de 620 migrantes menos, por lo que se han tenido menos deportados durante el presente año en el mismo período.

Ruiz García refirió que todavía el año pasado, cuando las personas llegaban al Instituto Nacional de Migración (INM), las diversas dependencias les ofrecían ayuda con el pago del traslado a la ciudad de Oaxaca y, llegando a la capital del estado, instalarlos en un albergue para que pasaran la noche y se les proveían sus alimentos.

Asimismo, confió en que a nivel federal se pueda nuevamente reabrir el programa para que se continúe apoyando a los migrantes mixtecos y de las demás regiones del estado para regresar a su entidad natal.

Por otra parte, dio a conocer que Oaxaca ocupa el quinto lugar como estado de mayor entrada de remesas y que, de acuerdo con los datos obtenidos del Banco de México (BANXICO), estas se continúan incrementando a pesar de las deportaciones que sigue realizando el gobierno estadunidense.