Recibe HREO donativo de 2.3 mdp contra el cáncer

La donación realizada por el INCAN es resultado del “Cancerotón”.

Información de agencias

Oaxaca, Oax.- El Patronato del Instituto Nacional de Cancerología (INCAN), entregó un donativo por 2.3 millones de pesos y 19 cajas de medicamentos al Hospital Regional de Especialidades de Oaxaca (HREO), como resultado del “Cancerotón”.

El donativo fue entregado por Alfredo Cantú, director del Patronato del INCAN, con el objetivo de cubrir el déficit de medicamentos que tiene el nosocomio, el único de tercer nivel que tiene la entidad y que ha quedado superado por la alta demanda que recibe, que supera los 2 millones de pacientes anuales por diversas patologías, 3 mil de ellos por cáncer.

Por su parte, el director del Hospital de Especialidades de Oaxaca, el doctor Gerardo Pérez Bustamante agradeció la ayuda del organismo, y dijo que ésta llega en el mejor momento debido a que se estaban quedado sin reserva en sus almacenes.

Mencionó que la mayor parte de los pacientes que recibe el hospital y son canalizados para cirugía presentan problemas con cáncer, más del 95 por ciento. Sin embargo, dijo que lo más grave es que carecen de recursos para someterse a los tratamientos, por lo que se les ofrece ayuda humanitaria que ofrecen filántropos.

Dio a conocer que en Oaxaca se atendió el caso de cáncer de mama de la paciente más joven en México, una niña de 12 años.

Agregó que hay una alerta estatal por la alta frecuencia de casos de cáncer de estómago en la entidad, por lo que impulsan estudios para identificar las causas, entre ellas situaciones genéticas.

Pérez Bustamante mencionó que anteriormente los casos de cáncer de mama, recto, ovario y próstata, eran cubiertos por el Seguro Popular, pero ante su desaparición estos pacientes han quedado en la indefensión, además de otras patologías con cirugías oncológicas o cardiovasculares.

“El 50 por ciento de nuestra área clínica es leucemia o linfomas y la consulta externa es del 40 por ciento; mientras que en morbilidad y atención hospitalaria, un 50 por ciento son cáncer, principalmente tumores sólidos y neoplasia hematológicas”, indicó.

El médico dijo que el Hospital de Especialidades cuenta con un presupuesto de 100 millones de pesos, y requiere de un mayor gasto para ejercer proyectos de inversión, precisando que para cubrir las exigencias se requiere de al menos 300 millones de pesos.

Asimismo, lamentó que este año fue el más castigado ante los recortes a su gasto corriente por parte del Gobierno Federal , lo que implicó el despido de personal. Sin embargo, afirmó que el nosocomio tiene el equipo de médicos especialistas más eficaz de la zona sureste.

Refirió que por la alta demanda el hospital siempre se encuentra a tope con el 95 por ciento de camas ocupadas, por lo que se ven impedidos para atender a la totalidad de la ciudadanía que solicita los servicios.

CLÍNICA DE DETECCIÓN DE CÁNCER HEREDITARIO

El director del Patronato del INCAN, Alfredo Cantú adelantó la posibilidad de apoyar a la creación y operación de una clínica de detección de cáncer congénito y hereditario.

De la misma forma, anunció que en breve s podría entregar más equipo, infraestructura y tecnología para mejorar la capacidad de atención contra el cáncer en el hospital.

Expuso que el INCAN cuenta con cuatro clínicas de prevención ubicadas en Torreón, Puebla y Monterrey, además del Centro Investigación y de Prevención.

Además, consideró necesario valer estrategias integrales para prevenir la enfermedad, precisando que el INCAN además de entregar donativos económicos y medicamentos también está ayudando a ejercer, en coordinación con instituciones del sector salud, un estrategia de prevención que no solo abarque las áreas urbanas, sino también las rurales, debido a que “dos de cada 10 mexicanos tiene la enfermedad, lo que indica que más de 232 personas mueren por cáncer en el país de forma diaria y más de 190 mil casos de cáncer se detectan al año”.

Fue enfático al advertir que el cáncer se puede curar si se detecta a tiempo, por lo que urgió a los mexicanos empezar a cambiar hábitos de vida y a tener una cultura de visitas mensuales al médico para la detección temprana.

“Es necesario que la sociedad en general mejore sus condiciones de salud, necesario que haga ejercicio, que se alimente bien y no fume, y ello puede generar que más del 40 por ciento de los mexicanos no contraigan el padecimiento”, expuso.

Afirmó que solo con sinergias públicas y privadas se puede ayudar a evitar que la enfermedad crezca, y precisó que el gobierno y sus instituciones han quedado rebasados por el crecimiento de casos.

“Prevenir un cáncer de mama te puede costar 3 a 5 mil pesos y atender un cáncer de mama en etapa cuatro te puede costar un millón 200 mil pesos, o un cáncer de próstata avanzado hasta 800 mil pesos; pero prevenir, menos de 10 mil pesos”, calculó.

Alfredo Cantú lamentó que, “el problema es que la gente no se involucra, no va al doctor para no escuchar una mala noticia; tenemos que ir al doctor y no dejar pasar más tiempo si que se tiene los deseos de sanar y de curarse”, puntualizó.