Gobierno interino boliviano acusa ‘intrusión’ del gobierno mexicano tras asilo a Evo Morales

La canciller interina de Bolivia se dijo sorprendida por «la intrusión» del gobierno de López Obrador al permitir a Evo Morales utilizar territorio mexicano

Por Agencias

Ciudad de México. La canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, se dijo sorprendida por lo que calificó como “intrusión” del gobierno de México, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, al permitir al expresidente de Bolivia, Evo Morales, utilizar el territorio mexicano como “un espacio de operaciones” y de emitir comentarios políticos sobre la actual situación en Bolivia. 

Pidió revisar la postura del Gobierno México tras conceder el asilo a Morales Ayma, pues podría incurrir “en una franca intromisión en los asuntos bolivianos.”   

Informó que el Gobierno de México no ha solicitado el salvoconducto por los bolivianos que han ingresado al país bajo condición de asilo. 

 

“Es una condición completamente anómala”, afirmó en una rueda de prensa, junto a la ministra interina de Comunicación, Roxana Lizárraga.

Detalló que la Embajada de México no ha revelado formalmente a la Cancillería de Bolivia la relación de bolivianos que están bajo resguardo del Gobierno de México.  

“Estamos esperando que nos hagan conocer oficialmente cuántos y quiénes están en ese país”, agregó».

Confirmó que se decidió la salida del país de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) y se analiza también anunciar el retiro de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Explicó las medidas que se están tomando de forma inmediata en materia de relaciones exteriores de Bolivia.

Agregó que funcionarios de la Embajada de Venezuela abandonarán Bolivia, pues los acusó “de haber incurrido e involucrado en asuntos del Estado”.  

Bolivia está sumida en una crisis tras los comicios del 20 de octubre, con protestas que inicialmente fueron en contra de Evo Morales por denuncias de fraude para lograr su reelección para un cuarto mandato consecutivo.

Morales renunció a la Presidencia el pasado domingo y se fue al día siguiente en condición de asilado a México, desatando desde entonces las protestas de sus seguidores.