Una velada con los muertos en Atzompa

Durante toda la noche los creyentes reposan en el panteón entre música, mezcal, alegría, nostalgia y recuerdos, para que en con los primeros rayos del sol partan a sus casas con el alma de sus difuntos y convivan entre vivos y muertos. 

Fotogalería de Carolina Jiménez 

Oaxaca, Oax. No hace falta luz eléctrica para iluminar el panteón municipal de Santa María Atzompa, las velas y veladoras hacen lo propio.

Es esta comunidad de los Valles Centrales desde hace muchos años se acostumbra que familiares de los difuntos limpien las tumbas, adornen con flores y decenas de velas o veladoras para esperar, según su creencia, el alma de sus seres queridos que regresan del otro mundo. 

Durante toda la noche los creyentes reposan en el panteón entre música, mezcal, alegría, nostalgia y recuerdos, para que en con los primeros rayos del sol partan a sus casas con el alma de sus difuntos y convivan entre vivos y muertos.