Joven pedalea de Brasil a México para promover el turismo responsable

Luis Antonio Soares ha viajado más de 25 km en los últimos 4 años por América para llegar a carreteras mexicanas, y ahora está en Oaxaca.

 

 

 

Oaxaca, Oax.- Después de andar en bicicleta durante casi 4 años en las carreteras de las Américas, con solo una mochila y algunos equipos en su bicicleta, el ciclista brasileño de 27 años Luis Antonio Soares Cunha cruza a México y ahora está en Oaxaca. Se necesitaron más de 26 mil kilómetros para llegar a su destino, siempre promoviendo la sostenibilidad y el turismo responsable. La expedición a través de las Américas está completamente documentada en textos, fotos y videos y pronto se convertirá en un libro.

En el camino ha promovido docenas de conferencias para los residentes de las ciudades visitadas, con el tema Un cicloviaje a los confines de América: 25,000 km pedaleados desde Brasil a México. “Mi viaje es ecológicamente sólido, económicamente viable, socialmente justo y culturalmente diverso. Estos son los cimientos de la sostenibilidad», explica Luis, quien se preocupa por utilizar materiales reciclables y mantener intactos los lugares por los que ha pasado. «El turista debe ser consciente de la preservación del medio ambiente, lo que causa el menor impacto ambiental y garantiza que las generaciones futuras tengan el derecho de conocer los mismos paisajes impresionantes y la peculiaridad cultural de cada región», dice.

Su aventura ha empezado en 2016, cuando él, que es graduado en diseño industrial, encontró un mercado de trabajo difícil en Brasil y una vida sin muchas perspectivas. Surgió entonces la idea de hacer ese viaje y realizar su sueño de conocer Latinoamérica. Luis abrazó la oportunidad y, desde entonces, ha experimentado nuevas culturas, en un viaje por paisajes deslumbrantes y, al mismo tiempo, lleno de buenas sorpresas.

Después de pasar por diversas ciudades y lindos paisajes de Brasil, avanzó por Uruguay, cruzó la frontera con Argentina de este a oeste por los pampas y montañas, pedaleó por el desierto do Atacama, en Chile, conoció los impresionantes contrastes paisajísticos y sociales en Bolivia. Regresó, entonces, a Brasil por el Medio Oeste, en 2017, y pedaleando por los estados de Rondônia y Acre, llegó a Perú, país que recorrió de punta a punta por las montañas y valles amazónicos.

A continuación, recorrió Ecuador por entre las montañas andinas y por la costa, viajó por el oeste colombiano, hasta seguir en barco para Panamá, donde pedaleó rumbo as lindas playas de Costa Rica, en Nicarágua Adentró los montes y trás recorrer muchos kilómetros, cruzó lagunas, volcanes y sierras hasta llegar en el bello Caribe hondureño. Volviendo a los montes, conoció la grandiosidad del imperio Maya, visitando la antigua ciudad de Copán, Honduras donde están las obras de arte más complejas de esta misteriosa civilización. Por las mesetas y volcanes de mesoamérica Luis recorre Guatemala rumbo a Mexico, donde entro por Chiapas para conocer sus hermosos paisajes y lindas cascatas.

A través de los caminos mayas llegó al estado de Quintana Roo y descubrió un nuevo mundo de ríos subterráneos y la rica cultura de la península de Yucatán. Después del Golfo de México, recorrió cientos de millas a través de los estados de Campeche y Tabasco bajo un fuerte sol hasta llegar a Veracruz, una tierra de abundantes aguas y vegetación densa. Al ritmo de Jarocho, Luis se abrió paso a través de las montañas de Oaxaca, aprendiendo las huellas de varias civilizaciones mesoamericanas como los chinantecos y zapotecos.

“Viajar con solo algunas pertenencias atadas a una bicicleta no es fácil, pero es una experiencia única”, explica Cunha, que busca estar siempre en contacto con la gente local, a compartir experiencias genuinas y absorber al máximo de enseñanzas posibles. «Al llegar en los pueblos y ciudades la gente me brinda mucho apoyo, por eso mantengo toda la documentación de mi trabajo online y gratis para que todos también puedan conocer los diferentes paisajes de América, su gente, costumbres y situación económica-social.»

Para ayudar a financiar su viaje, también recibe contribuciones de los lectores a través de su sitio web. A cambio, ofrece hermosas postales, ilustraciones originales y fotografías de los hermosos paisajes que ha pasado.

Toda la documentación para este viaje se puede rastrear en su canal de YouTube, en el sitio web A vida virou um risco, y en las redes sociales de Luis Antonio Soares Cunha, con bellas fotos y muchos testimonios (en portugués y español), que va a convertirse en un libro, en el cual hablará sobre las dificultades, descubiertas y curiosidades de su experiencia.

 

Sobre Luis Antonio da Cunha

Luis Antonio da Cunha tiene 27 años, nació en Brasil, es diseñador y durante los últimos 4 años ha vivido la maravillosa experiencia de viajar por América con solo unas pocas pertenencias atadas a una bicicleta.

Celebraciones del Día de Muertos en Oaxaca.
Zipolite, Costa oaxaqueña