Destruyeron mis sueños: María Elena

Destruyeron mis sueños: María Elena

“Para mala suerte de Juan Antonio Vera, mi agresor, yo quedé viva”, señala la joven saxofonista agredida con ácido.

Agencia NEC / Foto de La Jornada

Huajuapan de León, Oax.- En la primera entrevista que otorga luego de que fue atacada con ácido hace cinco meses, la saxofonista María Elena Ríos Ortiz contó a un medio nacional que la terrible experiencia que padeció destruyó sus sueños y su vida.

“Destruyeron mis sueños, destruyeron mi vida, todo el esfuerzo que yo hacía y el esfuerzo que hicieron mis papás por mandarme a otra ciudad no sé si valió la pena, porque no tengo ganas de vivir así, no quiero, no acepto estar en este cuerpo quemado y lastimado. Me duele cuando las personas critican lo que me pasó y no son capaces de comprender y actuar para que no se repitan estas cosas”.

María Elena Ríos Ortiz.

María Elena aseguró que su agresor es el exdiputado local Juan Antonio Vera Carrizal, luego de una relación amorosa que sostuvieron. Sin embargo, señaló que esta acción “es ruin” al atentar contra una mujer y seguir fomentando la violencia de género.

La joven dedicada a la música comentó que Vera Carrizal la tenía “amenazada” para no terminar con la relación.

“Una de muchas amenazas era que sí lo dejaba me iba a castigar según Dios, o si lo dejaba me iba a meter en problemas, por ese tipo de amenazas no lo dejaba; no sólo fueron agresiones psicológicas, también fueron físicas y una de ellas fue fuera del país; sí me equivoqué al elegirlo como pareja y no poderme salir, se me hace injusto que me estén juzgando por una equivocación”, dijo.

Foto tomada de redes sociales

La saxofonista narró que durante la relación con el exdiputado sufrió una serie de maltrato, y lamentablemente cuando logró poner fin a esta situación sufrió el ataque con ácido.

“Intenté muchas veces salirme de la relación hasta que por fin pude y esto me pasó, me mandó a echar ácido porque ya no quise estar. El último curso al que fui, fue un curso de dirección donde me motivó mucho, yo dije esto es lo que quiero hacer, quiero dirigir; pero se esfumó el sueño, el curso acabó el sábado y el lunes me hicieron esto, fue un lunes 9 de septiembre (de 2019) cuando me hicieron esto”.

María Elena Ríos Ortiz.

Ríos Ortiz manifestó que su agresor material la contactó el sábado 7 de septiembre a través de una llamada telefónica para solicitar el trámite de un pasaporte para su mamá, pues trabajaba en la empresa familiar en la gestión de dicha documentación.

Indicó que el lunes a las 10 de la mañana su agresor llegó a su domicilio en la calle Victoria en Huajuapan, llevando en su mano una cubeta de aproximadamente dos litros.

Mencionó que al preguntar por la mamá de la persona para iniciar con el trámite del pasaporte, él se le acercó para cometer la agresión, mientras ella estaba sentada en su escritorio.

“El señor se para, me limita las piernas para que yo no me pueda parar y me empieza a vaciar el ácido; en un principio pensé era una broma hasta que empecé a sentir el ardor y vi como mi piel se abría, se caían los cachos de piel. Lo primero que hice fue gritar y correr a la parte más interna de la casa y decirle lo que había pasado, mi mamá lo que hizo fue abrazarme y ella también se quemó por el ácido al abrazarme, ella se quemó sus bracitos y su abdomen”.

María Elena Ríos Ortiz.

María Elena narró que tras lo ocurrido su mamá salió a la calle para solicitar ayuda, mientras ella acudió con una vecina por agua para limpiar su cuerpo. Sin embargo el daño ya estaba hecho y pese a la ayuda de más vecinos poco pudieron hacer, hasta que llegó una ambulancia, desde donde realizó una llamada al exdiputado para señalarlo como responsable del atentado.

“Mientras me subían a la ambulancia yo le llamé (a Juan Vera) vinieron y me echaron ácido Juan, fuiste tú Juan y todavía se rió”, afirmó.

Asimismo, dijo que durante los primeros meses de su agresión recibió una atención limitada y sin un interés por parte de las autoridades, hasta que se inició la campaña a través de los medios de comunicación para difundir su caso por medio de su hermana.

Fue hasta su traslado a la Ciudad de México al Centro Nacional de Investigación y Atención de Quemados (CENIAQ) del Instituto Nacional de Rehabilitación “Luis Guillermo Ibarra Ibarra”, cuando recibió la atención que necesitaba.

“Toda la cara es una cicatriz y es una cicatriz que no va a madurar de la noche a la mañana, está hinchada, cambió el color, mis piernas completas están rayadas porque quitaron piel para mis brazos, esto no siempre tuvo éxito hasta que me trasladaron a la Ciudad de México cuando ya los injertos pegaron y pegaron a la semana. Tengo que utilizar un traje especial que se llaman prendas de comprensión para que las cicatrices se vayan aplanando un poco y mi recuperación no es total”.

María Elena Ríos Ortiz.

María Elena mencionó que su lucha sigue, destacando que para enfrentar su realidad, su inspiración y respaldo son sus padres, su hermana Silvia, así como sus amigos en quienes ha encontrado cariño para enfrentar su agresión con la mayor fortaleza para salir adelante.

“Usted me está viendo cómo estoy de la cara, ante la cámara me cuesta todavía que me vean. Yo no me atrevo a verme al espejo, me he visto una sola vez y con esa vez tengo para no tener ganas de volverme a ver porque no me reconozco, a mí no me gusta, quisiera no estar en este cuerpo porque es un cuerpo doliente, incómodo; extraño ser yo, no soy yo, yo no me conozco”, lamentó.

La saxofonista exigió a la Fiscalía General del Estado hacer su trabajo y detener al responsable intelectual de su agresión, para que enfrente a la ley por su cobarde acto.

Por su parte, el titular de la Fiscalía General del Estado, Rubén Vasconcelos Méndez afirmó que continúan las acciones para ejercer la ley a fin de lograr la captura del exdiputado Vera Carrizal, por ello han emprendido una campaña de difusión para su localización, además de ofrecer una recompensa de un millón de pesos a quien aporte datos para su aprehensión.

“Estamos ofreciendo esta recompensa, poniendo esos carteles para lograr el objetivo de capturar a estos sujetos; que rompan un espectacular no va a frenar, ni va a limitar nuestra actividad, nosotros vamos a seguir y continuar hasta lograr la captura de estos sujetos. La Fiscalía tiene objetivos claros, el objetivo es capturar al señor Vera Carrizal, a los otros dos responsables de la planeación del ataque de rociar con ácido e intentar matar a María Elena Ríos”, sentenció.

Foto tomada de redes
Foto de La Jornada