Establecen plan preventivo ante sospecha de coronavirus

Oaxaca cuenta con protocolos de salud para atender el caso, afirman autoridades estatales; mujer sigue en observación en hospital de la Sedena, el diagnóstico se sabrá en 24 a 48 hrs. 

Por Guadalupe Espinoza

Oaxaca, Oax.- El gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, señaló que se aplican los protocolos internacionales ante la sospecha de un caso de coronavirus en la entidad.

Recalcó que se trata de una mujer de 60 años de edad, la cual continúa siendo atendida y monitoreada en el hospital de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Dijo que se trata de una mujer que tiene antecedente de enfermedad pulmonar obstructiva crónica, con sintomatología leve, cuya condición se está estudiando, cuyo resultado de laboratorio se dará a conocer en 24 a 48 horas.

Murat Hinojosa indicó que la sociedad no debe tener pánico, “pueden hacer sus vidas de manera normal, se tiene la atención precisa y se está analizando la muestra con la Secretaría de Salud Nacional, además que la enfermedad no está fuera de rango y es similar en atención a la influenza”, señaló.

Destacó que la población deberá tomar las medidas de previsión similares a las enfermedades respiratorias, “pero lo primero es esperar los resultados del laboratorio, sin causar alarma, además que se tomaron las medidas correspondientes al respecto”.

“Si los resultados de los análisis son positivos, van a aplicarse los protocolos que ya están listos, en atención; esta enfermedad es similar a la influenza, y se tendrá coordinación con la Secretaría de Salud federal”, agregó.

 

APLICAN PLAN PREVENTIVO

Con el fin de trabajar en forma coordinada para proteger a la población ante el posible caso sospechoso de Covid-19 (coronavirus) en la entidad, se realizó la tercera reunión extraordinaria del Comité Estatal de Seguridad en Salud (CESS), para establecer las medidas preventivas que se aplicarán en todo el sector.

En la reunión los representantes del Sector fueron convocados a redoblar esfuerzos en el cumplimiento estricto de los lineamientos y protocolos que establece la Secretaría de Salud Federal ante este acontecimiento.

Así como la notificación oportuna de todo paciente con la sintomatología de la enfermedad, fortalecer de manera rigurosa la vigilancia epidemiológica apegados a lineamientos, la toma de muestras con apego a la norma (uso de equipo de protección adecuado que garantice la protección del personal, así como evitar la contaminación de la muestra), y sobre todo la difusión de las medidas preventivas que debe realizar la población para protegerse.

Se acordó que, en una fase temprana se reforzará la difusión de recomendaciones sobre las medidas que deben adoptar la sociedad civil e instituciones, además de intensificar la capacitación del personal de Salud en este tema.

 

LLAMAN ESPECIALISTAS A NO CAER EN PÁNICO

El coronavirus y la enfermedad COVID-19 no han llegado a México, pero la población tiene la responsabilidad de mantenerse alerta, no caer en pánico y seguir las recomendaciones para evitar una pandemia, afirmaron integrantes de la Comisión universitaria para la atención de la emergencia del coronavirus, creada por la UNAM.

Las medidas son sencillas y asequibles a cualquier ciudadano: lavarse las manos constantemente; usar alcohol o gel antibacterial; desinfectar manijas, celulares y teclados; y no llevarse las manos a ojos, nariz y boca, dijeron en conferencia de medios Samuel Ponce de León Rosales, coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud; Daniela de la Rosa Zamboni, coordinadora del diplomado de Epidemiología Hospitalaria de ese programa; así como Mauricio Rodríguez y Malaquías López, de la Facultad de Medicina (FM).

Ponce de León indicó que en el escenario internacional continúa la epidemia por coronavirus, que no se ha detectado en México, “aunque estamos en la temporada alta de infecciones respiratorias, con una gran circulación de virus; el Sistema Nacional de Salud vigila y ha identificado casos sospechosos, que han sido descartados”.

En México, enfatizó, las medidas de prevención como las normas de higiene y la vigilancia de casos sospechosos son fundamentales para la contención.

Sin embargo, alertó el universitario, sí contendemos contra una epidemia de miedo, ansiedad y alarma, que no tiene justificación y se relaciona con la desinformación; “de ahí el esfuerzo por mantener este canal de comunicación con los medios”.

El crecimiento de la infección en el mundo se ha relacionado con la intensidad del movimiento de las poblaciones, “por eso la zona más afectada es China y el continente asiático; le siguen Europa y Norteamérica, con algunos casos”, detalló.

Daniela de la Rosa indicó que la responsabilidad de las instituciones de salud es muy alta, pero el mayor compromiso reside en cada uno de los mexicanos. “Es posible que ocurra una epidemia por el número de personas que se infecta a través de un individuo enfermo, aunque también depende de la duración de la enfermedad, la tasa de transmisión y los contactos susceptibles, entre otros factores. Evitar una tasa alta de transmisión está en nuestras manos”.

En caso de sospecha de la enfermedad, se debe acudir a una institución hospitalaria para detectarla a tiempo y evitar transmisiones, aconsejó.

Aunque el virus es nuevo y sus manifestaciones distintas, estudiamos el cuadro clínico y es buena noticia que las medidas de prevención están descritas desde hace años: higiene de manos, aplicación de alcohol o gel antibacterial con un 60 u 80 por ciento de alcohol, así como desinfección continua de manijas de puertas, teléfonos celulares, teclados y apagadores de luz, entre otros objetos de uso constante.

La especialista recomendó también no llevarse las manos a los ojos, nariz y boca, que es por donde entra el virus al organismo.