Comunidad de la Mixteca se auto-aisla por diferendos agrarios con pueblos triquis

Las familias temen que se susciten nuevos hechos violentos en la zona.

Por Oscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- Como consecuencia de una disputa de tierras, unas 50 familias de la comunidad mixteca de San Pedro Chayuco, en el municipio de Santiago Juxtlahuaca, sobreviven entre balaceras y violaciones a los derechos humanos, por lo que la asamblea comunitaria determinó aplicar un auto toque de queda.

La autoridad municipal, Luis Flores, argumentó que han demandado el apoyo tanto del gobierno federal como estatal para cesar la violencia, pero la respuesta ha sido nula, por lo que para evitar más víctimas determinaron auto aislarse en un refugio temporal.

Ante los hechos violentos registrados en la zona limítrofe con comunidades triquis con San Pedro Chayuco que dejaron como saldo una persona muerta y un lesionado, el titular de la Secretaría General de Gobierno (SEGEGO), Héctor Anuar Mafud Mafud, encabezó una mesa de diálogo con autoridades para buscar una solución al conflicto agrario.

El dirigente de la Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (UBISORT), Fabián Pereda Pereda, señaló que la mesa de diálogo avanzará en tanto se logre la detención de las autoridades municipales, así como agrarias de San Pedro Chayuco, responsables de los hechos violentos.

Indicó que la UBISORT dejó en claro la responsabilidad de un grupo minoritario de San Pedro Chayuco, encabezado por sus autoridades por los hechos de violencia registrados en la zona, quienes también impidieron el paso de la Policía Estatal, así como elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), posterior a la agresión.

Expresó que dicha agresión provocó la muerte de Arturo Guzmán Martínez, originario de Ojo de Agua y militante del MULTI, así como lesiones de arma de fuego a Juan Manuel Martínez de Guadalupe Tilapa, integrante de la organización UBISORT.

“Es muy pronto para llegar a un acuerdo. Nosotros no aceptamos una reunión con San Pedro Chayuco, tampoco nos negamos a que nos sentemos con ellos, pero los compañeros decidieron no retomar pláticas de límites hasta que se haga justicia por el compañero asesinado”, indicó.

El tema hasta ahorita es justicia para el compañero fallecido, castigo a los culpables de la emboscada.

“Posteriormente ya estaríamos nosotros en la posibilidad de citar a una reunión para volver a tomar los temas de límites y que sea con las personas indicadas; no sé, la gente de San Pedro Chayuco cita a compañeros y los recibe con balazos; nosotros habíamos tenido una buena relación con esa comunidad”, dijo.

Pereda Pereda exigió a la Fiscalia de Oaxaca se realice un trabajo de investigación en la zona sobre el caso para detener a los responsables de los hechos violentos, al señalar que es un grupo minoritario de San Pedro Chayuco el que le apuesta a la violencia en contra de las comunidades triquis.