domingo, agosto 14, 2022

Pretenden linchar a dos personas en Usila, alerta CENCOS

Destacadas

Agencia Quadratín

Usila, Oax. La asociación civil Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos) alertó a las autoridades federales y estatales, así como organismos internacionales, del intento de linchamiento de dos personas, retenidas desde la mañana de este jueves en la Escuela Secundaria Técnica 110 de San Felipe Usila, Oaxaca.

De acuerdo con la agrupación, fundada por José Álvarez Icaza y Luzma Longoria, las personas responden a los nombres de Jacinto Flores y Rodolfo Martínez, los identifican que pertenecen a la agrupación Fuerza Indígena Chinanteca Kia-Nan (FICH).

Mediante un comunicado, denunció que “un grupo de choque” mantiene a ambas personas, que están “severamente golpeados y amenazan con quemarlos vivos.

Esto ocurre después de la ocupación de cinco hectáreas de tierras comunales en desuso por parte de personas sin casa, proceso que ha sido acompañado por la FICH”.

Explica que dicho “grupo de choque” lo encabeza Jaime Ortega Santiago, director durante los últimos 20 años de la Escuela Secundaria Técnica 110 del municipio de Santiago Usila (sic) en la región chinanteca de Oaxaca”.

Añade que el 26 de octubre, alrededor de 100 individuos chinantecos sin tierra ocuparon cinco hectáreas de tierra comunal para poder establecerse, este espacio colinda con la escuela y es utilizado por Jaime Ortega para llevar a pastar a su ganado.

Informaron que el 28 de octubre, alrededor de las 9:00 horas el mismo grupo de choque agredió a las personas que ocupaban las tierras e hirieron con un arma de fuego a Enriqueta Isidro Sebastián.

El 30 de octubre llegó la Policía Estatal de Oaxaca, aseguran que ésta ha protegido al grupo de choque. De igual manera el presidente municipal de Santiago Usila, Leonardo Inocente Isidro, ha permitido que los hechos transcurran en total impunidad”.

La mañana de este jueves, alumnos, padres de familia y maestros de dicha escuela recuperaron el predio y retuvieron a las dos personas citadas.

Los llevaron a la escuela donde los mantuvieron atados y sin camisa; finalmente decidieron entregarlos a la Policía Estatal.

Sin embargo, cuando los uniformados arribaron al lugar, los inconformes se desistieron de su acuerdo y se los arrebataron a los policías.

Hasta el momento persiste un clima de tensión en la zona.

Noticias relacionadas

Noticias recientes