domingo, agosto 14, 2022

Vive Ánimas Trujano tensa elección de Manuel López

Destacadas

* Lo que provocó tensión, confrontación e inconformidad fue la integración del cabildo municipal

Agencia JM

Foto: Agencia JM
Foto: Agencia JM

Ánimas Trujano, Oax.- Los resultados ampliamente favorecedores para Manuel López Cervantes no fueron garantía para que las elecciones municipales en Ánimas Trujano, municipio conurbado a la capital del Estado, transcurrieran con tranquilidad y sin incidentes.

Cerca de las seis de la tarde, cuando concluyó la votación y se dio a conocer al candidato ganador de los ocho contendientes por la presidencia municipal, la tensión volvió entre los integrantes de la asamblea comunitaria de esta localidad que se rige por su Sistema Normativo Interno, conocido como usos y costumbres.

Lo que provocó tensión, confrontación e inconformidad fue la integración del cabildo municipal o la definición de quiénes estarán a cargo de las Regidurías en el ayuntamiento de Ánimas Trujano.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado tuvieron que intervenir para contener a un grupo de personas que empezó a generar presión sobre los integrantes de la Mesa de Debates de la Asamblea General. En tanto, la batalla que se libró entre los pobladores fue a gritos, forma en que manifestaban su posición sobre el nombramiento de los próximos concejales.

La asamblea comunitaria empezó a las 11:00 horas de la mañana, con la presencia de representantes del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO). El primer momento de tensión, minutos después de empezar, fue la aprobación de quienes contenderían por la presidencia municipal.

El 10 de noviembre fue suspendida la asamblea porque tres de los candidatos no cumplían con los requisitos de elegibilidad, principalmente en la prestación de servicios y tequio a la comunidad, entre los que se encontraba Manuel López Cervantes. Algunos de los asistentes estaban en la posición de que la lista se depurara como había sido el acuerdo en la asamblea del 10 de noviembre; otros, que se permitiera participar a los ocho candidatos en la contienda. Finalmente, se decidió que fuera de esta última manera.

La votación se realizó con las credenciales de elector y el voto libre y secreto, los cuales se depositaron en urnas prestadas por el IEEPCO.

El proceso electoral a partir de entonces se realizó sin incidentes. La tensión resurgió cuando se dieron a conocer los resultados de la elección y se empezó a discutir la manera en que serán definidos el resto de concejales que integrarán el cabildo de Ánimas Trujano.

Manuel López Velasco ganó con 485 votos; Raymundo Reyes Díaz obtuvo 164 sufragios; Elpidio Sibaja Martínez, 148; Mauricio Barriga Martínez, 36; Lorenzo López Martínez, 33; Félix Reyes López, 12; Ricardo López Mesinas, 35; Florentino Sánchez Castro, 12; y se contaron ocho votos nulos.

El grupo mayoritario, es decir, el que acompañaba a Manuel López, exigía que la integración del cabildo se hiciera por el sistema de planillas y de esta manera, al obtener la mayor cantidad de votos, tenían derecho a más regidurías. Otro grupo de personas, demandaba que todos los candidatos estuvieran incluidos en el Cabildo, y había una tercera propuesta que planteaba que se sometiera a una elección por ternas.

Cuando ningún grupo estaba dispuesto a ceder, surgió el temor de una confrontación. Los elementos de la Policía Estatal se colocaron frente a la mesa de debates para contener a los pobladores, cada uno de los bandos empezaba a gritar su posición en torno a la elección: ¡Qué se suspenda, qué se suspenda! (hacían referencia a la asamblea), ¡por planillas, por planillas!, ¡qué se queden todos, qué se queden todos!, gritaban según convenía a sus intereses.

La asamblea no pudo continuar. Los miembros de la mesa de debates, los representantes del IEEPCO y los ocho candidatos, sostuvieron una reunión para llegar a un acuerdo y se pudiera llevar a buen término la elección. Los asistentes a la asamblea continuaban con su batalla a gritos; la policía mantenía la contención a los pobladores y por momentos pedía calma a algunos de ellos.

Alrededor de las seis de la tarde con quince minutos, los integrantes de la mesa de debates anunciaron el acuerdo al que llegaron el presidente municipal electo, Manuel López Cervantes, y el resto de los candidatos. El edil electo había aceptado que las regidurías fueran ocupadas por los candidatos que le siguieron en votos, siempre y cuando se le permitiera nombrar a los suplentes. El ayuntamiento quedaría, hasta entonces, integrado de esta forma:

Manuel López, presidente municipal; Raymundo Reyes, síndico municipal; Elpidio Sibaja, regidor de Hacienda; regidor de Educación, Mauricio Barriga, y el regidor de Ecología, Ricardo López.

“No te dejes Manuel, no te dejes”, empezó a presionar el equipo del edil electo. Segundos antes de la toma de protesta, Manuel López Cervantes se retractó del acuerdo que acababa de aceptar con los candidatos.

“Me vi bajo presión, que se participe por ternas”, dijo cuando tomó el micrófono y echó abajo el acuerdo. La tensión resurgió nuevamente. Las personas al frente de la mesa de debates explicaban que la integración del cabildo por planillas haría que la elección no tuviera validez y para la elección por ternas no había condiciones.

Los representantes del IEEPCO y los integrantes de la mesa de debates darían por concluida la elección, con el triunfo de Manuel López y la integración del Cabildo municipal con los otros aspirantes a la presidencia municipal. E inmediatamente se retiraron.

En tanto, al edil electo no se le permitió tomar el micrófono porque pretendía reinstalar la asamblea y nombrar a una nueva mesa de debates.

Finalmente, la elección quedó en la incertidumbre. Los ánimos no bajaron de intensidad, pero no se llegó a la confrontación. Tanto Manuel López Cervantes como los nuevos regidores nunca tomaron protesta y se desconocía cuál sería la posición del órgano electoral.

Noticias relacionadas

Noticias recientes