Indígenas toman la Cámara y retienen a diputados por 5 horas

Agencia JM

Habitantes de los poblados indígenas  San Francisco Ozolotepec, San Sebastián Rio Hondo y Quivini, cercaron durante 5 horas la sede de la Cámara de Diputados Local, reteniendo a los legisladores para exigir su intervención en la solución a diferentes conflictos de tipo poselectoral y de entrega y liberación de recursos para obras.

Los inconformes acusaron a la presidenta de la Comisión Permanente de Gobernación de la legislatura local, la priista Lilia Mendoza Cruz de no recibirlos en audiencia, exigiendo que se respeten sus usos y costumbres.

Uno de los grupos encabezado por la priista Concepción Catalina García demandó que se desaparezcan los poderes en el municipio de San Sebastián Rio Hondo, donde incluso los opositores que mantenían el control del palacio municipal, para exigir la integración de cabildo plural, fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad, luego de ser señalados de haber conformado un grupo de autodefensa.

Dijo que el alcalde electo y en funciones Cecilio García, adherido a la coalición electoral conformada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido del Trabajo (PT) no ha logrado restablecer el orden social y la gobernabilidad en su municipio, además de que ha incurrido en desvíos de recursos.

Acusó también al munícipe de colocar en la nómina a sus familiares y amigos.

En tanto habitantes de San Francisco Ozolotepec y de San Juan Quivini, demandaron  la salida de Gilberto Gallardo de la alcaldía, porque aseguraron que no ha querido ejercer recursos para obras en las agencias municipales.

Cuestionaron que las obras que se comprometió a realizar ante la ciudadanía no se han ejecutado, además de que tampoco se ha dotado de servicios básicos a la población, precisando que más del 80 por ciento de los lugareños carecen del sistema de drenaje, agua potable y más del 70 por ciento no tienen acceso a la luz eléctrica.

Los inconformes de los grupos en protesta se manifestaron con palos y algunos de ellos cubiertos del rostro con paliacates, cerrando los cuatro accesos de la sede legislativa e instalando bloqueos en las carreteras y calles cercanas.

Después de que los manifestante lograron establecer una mesa de diálogo con una comisión plural de diputados, se logró la liberación de los accesos.

La toma de las instalaciones legislativas, impidió durante horas la salida de los invitados a los actos solemnes desarrollados en el recinto legislativo, para homenajear al poeta Octavio Paz y el compositor Álvaro Carrillo.