* Comerciantes del destino turístico denunciaron al edil de Colotepec, Carmelo Cruz, de cometer detenciones arbitrarias, quema de negocios y hasta de asignar impuestos ilegales, derivado de la disputa de límites que mantiene con San Pedro Mixtepec; advierten que no tolerarán más irregularidades.

 

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- Prestadores de servicios turísticos del destino de playa de Puerto Escondido, denunciaron al alcalde de Santa María Colotepec, Carmelo Cruz Mendoza, de cometer detenciones arbitrarias, quema de negocios y hasta de asignar impuestos ilegales en la zona comercial, esto como consecuencia de la disputa de límites que mantiene con el municipio de San Pedro Mixtepec.

Los quejosos, entre ellos dueños de restaurantes, tiendas de ropa, bares, discotecas, tiendas de conveniencia y puestos de artesanías ubicadas tanto en la zona del Adoquín como en las playas “Zicatela” y “Bacocho”, advirtieron de posibles hechos de violencia durante la Semana Santa, ya que los afectados no permitirán ningún abuso más del munícipe.

El presidente municipal de San Pedro Mixtepec, José Antonio Aragón Roldán, exigió a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y al Congreso local su pronta intervención para llamar a cuentas y se ponga un alto a las acciones violentas que fomenta el edil de Santa María Colotepec, Carmelo Cruz Mendoza.

Denunció que la Policía Municipal de Colotepec disparó contra un empresario que se negó a pagar el diezmo al munícipe.

También ordenó quemar tres negocios ubicados en la zona de “Zicatela”, y detuvo arbitrariamente a tres empresarios –dueños de restaurantes– por negarse a pagar los impuestos ilegales.

Asimismo recalcó que es preocupante que sea la propia autoridad la que ponga en riesgo a la población, y aun más, que atropelle y atente contra la seguridad de los ciudadanos al actuar de esta manera, y en una jurisdicción que no es la suya.

Sin embargo, añadió que es más indignante el hecho de que el propio edil -aquel que se comprometió para servir a la población con responsabilidad y apego a la ley-, cometa barbaridades que se contraponen al compromiso que asumió, defendiendo a quienes infringieron las normas.

Expuso que ya son varias quejas las que se reciben de los pobladores respecto a los acontecimientos violentos que se han presentado en la zona por “capricho, prepotencia y uso indebido de las facultades legales que amparan a Carmelo Cruz Mendoza y su gente”.

“Sabemos de la zozobra en la que vive la ciudadanía de Mixtepec por las constantes agresiones de la Policía Municipal de Santa María Colotepec y personeros del Presidente Municipal de ese lugar”, señaló.

La propia población que gobierna ha pedido un alto a las “actitudes represivas y de poderío por parte de los encargados” de resguardar el orden, dijo.

Aseveró que han sido ya muchas las acciones encabezadas por el edil que desestabilizan a su comunidad y pueblos vecinos.

Por ello, reiteró el llamado al Congreso local, así como a las autoridades encargadas de revisar este asunto para que actúen de inmediato y pongan un alto al edil de Santa María Colotepec.

El munícipe encabezó una misión junto con prestadores de servicios turísticos, que se manifestaron en la sede de la Cámara de Diputados para exigir se detengan los excesos del edil de Colotepec.

Tregua de Semana Santa

En tanto, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Legislatura local, Félix Serrano Toledo, afirmó que se acordó a través de la Comisión Permanente de Gobernación mandar a citar al edil de Santa María Colotepec, Carmelo Cruz, para que aclare los presuntos abusos de autoridad cometidos.

También abundó que se enviará una carta de apoyo a la Secretaría de Seguridad Pública Estatal para que se inicien los patrullajes en la zona durante la próxima Semana Santa para garantizar la paz en el destino y se exija a la Policía Municipal de Colotepec se abstenga de ejercer actos de autoridad dentro del territorio de Mixtepec, particularmente dentro del polígono que comprende el destino turístico de Puerto Escondido.

Indicó que el cobro de un impuesto no justifica la pérdida de una vida humana, por lo que se exigirá declarar una tregua para detener la violencia en la zona.