Urge Eufrosina Cruz dejar de ocupar a los indígenas como botín político

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- “Basta de ocupar a los indígenas como botín político, de utilizarlos para bloquear avenidas como el paseo de la Reforma, ya basta de tanta impunidad”, expresó Eufrosina Cruz Mendoza, presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas del Congreso Federal, y demandó detener la explotación de jornaleros en campos de cultivo agrícola de diversos estados del país.

Lo anterior, durante la discusión del acuerdo de la Junta de Coordinación Política referente a las condiciones de trabajo de los jornaleros agrícolas, en donde precisó que este posicionamiento tiene su origen en los numerosos casos de explotación laboral en contra de las personas provenientes de pueblos y comunidades indígenas y que han sido denunciados recientemente en el país.

Aseguró que es triste y hasta vergonzoso que se defiendan los derechos humanos de extranjeros, narcotraficantes, homicidas confesos y delincuentes de cuello blanco en lugar de brindarle la protección por los agravios a la dignidad de indígenas mexicanos.

“Por ello quiero hacer un llamado a las instituciones gubernamentales, a la Procuraduría General de la República, al Instituto Mexicano del Seguro Social, a la Secretaría del Trabajo, a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, a estos organismos autónomos y del sociedad civil, encargados de la defensa de los derechos humanos para que coadyuven en la preservación de la integración de este grupo de indígenas migrantes”, reiteró.

Enseguida preguntó a toda la asamblea: ¿Hasta cuándo vamos a permitir que se lucre con la pobreza?. ¿Hasta cuándo vamos a cerrar los ojos frente a estas redes de explotación?. ¿Hasta cuándo se realizará una investigación seria y profunda para castigar todos los responsables de estas redes de tráfico?.

La diputada Cruz Mendoza pidió al Instituto Mexicano del Seguro Social informe a esta Cámara cuántos jornaleros agrícolas se han incorporado al régimen de seguridad social, de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo, porque la fuerza de trabajo indígena migrante, la mayoría proveniente de los estados del sur de este país, constituye un componente fundamental en la producción agrícola sobre todo de los estados del occidente y del norte del país.