“Pensé que me iban a matar”: policía herido por transportistas

Por Rubén Cruz

Oaxaca, Oax.- El pasado 20 de abril, el elemento de la Policía Vial, Juan Armando López Ramos fue atacado a “machetazos” por un grupo de taxistas del Sindicato Libertad, mientras intentaba realizar su trabajo.

Ese día, integrantes del Sindicato Libertad y la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) se enfrentaron por una base de taxis que se localiza frente al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Juan Armando López Ramos, acudió al lugar para corroborar la magnitud de la manifestación e intentar descongestionar el tránsito vehicular que se generó en la zona.

Sin embargo, narró que al momento de que los inconformes notaron su presencia, lo insultaron y amenazaron, hasta que se suscitó la agresión.

“Me indican que odian a la policía, que me largue, así textualmente me indican que me voy arrepentir, que ahí se las iba a pagar y pues empiezan a lanzarme tubazos, golpes y a usar todo lo que traían, piedras y los demás artefactos que tenían”, recapituló el afectado.

La agresión duró casi dos minutos, tiempo en el que Juan Armando pensó que lo matarían.

“Me di cuenta que en ese momento ya no tenía salida, me atacan por la espalda, me tiran y me empiezan a dar más golpes en el suelo y donde me dan de machetazos en la cabeza y en las manos”, recordó.

El elemento policiaco explicó que instintivamente logró ponerse de pie y huir a pesar de las lesiones en su cuerpo.

“Cuando veo que las personas se encuentran un poco desvariadas por las lesiones que me estaban provocando, me paro y trato de emprender la huida ya un poco mareado por los golpes.”

A pesar de que su recuperación es favorable, los médicos lo mantendrán bajo observación continua para descartar una futura lesión cerebral.

Hoy a 10 días de su agresión, Juan Armando se encuentra aún en rehabilitación y sólo espera recuperarse completamente para regresar a sus actividades habituales.

Tiene 27 años de edad y ocho años de antigüedad en la corporación, y orgulloso asegura ir por más años de servicio.

“Lejos de amedrentarme, es una experiencia más en mi trabajo y me motiva a prepararme de más maneras no para lo que venga, para todo tipo de situaciones”, asegura.

Con respecto a sus agresores, confió en que las autoridades estatales harán que se castigue a los responsables.

“Yo únicamente les diría que estaba haciendo mi trabajo y que la violencia no era el camino, fue algo cobarde de su parte, es algo que no tiene justificación de ninguna manera”. expuso.

Sin embargo, cabe destacar que las cinco personas identificadas de agredir directamente al policía vial, permanecen prófugas de la justicia.