Niega INE uso de criterios políticos partidistas en redistritación electoral del estado

Por Juan Carlos Zavala

El presidente del Consejo Local del Instituto Nacional Electoral (INE), Roberto Heycher Cardiel Soto, aseguró que la redistritación no obedece a ningún acuerdo entre los partidos políticos ni se hará con base a los resultados electorales o proyecciones de los partidos.

La distritación, dijo, debe motivar el reparto igualitario nada más y negó que al INE y mucho menos al comité técnico le interesen los resultados electorales obtenidos históricamente o las proyecciones que los partidos políticos tengan de resultados electorales de la nueva conformación distrital.

“Tal vez en los modelos anteriores el criterio de resultados electorales haya sido lo determinante por parte de quien llevaba a cabo al distritación; en el modelo vigente, los resultados electorales no son parte del análisis de la distribución de los distritos electorales”.

Lo que le interesa al órgano electoral, afirmó, es que exista el equilibrio poblacional necesario, que el voto cuente lo mismo en una región que en otra, que la representación sea equitativa en términos de personas, que se cuente con una distritación no echa a modo, sino con base en reglas claras, criterios objetivos que necesariamente atraviesan por criterios aritméticos.

“Los objetivos son equilibrar demográficamente la población de los distritos, promover la participación política de las minorías, sobre todo de la población indígena y generar distritos con una lógica de integración municipal. Finalmente que se atienda la operatividad en los distritos. Son criterios de carácter general basados en información pública, objetiva y que pretenden atender las mejores prácticas y procedimientos de la autoridad electoral internacionalmente aceptados”.

El presidente estatal del PRD, Carol Antonio Altamirano, pidió retrasar hasta después de la elección del año 2016 la aprobación de la nueva distritación en el estado porque se corre el riesgo de no consultar a los pueblos indígenas, y presuntamente porque ignoró la integración de los municipios de población indígena, la territorialidad  municipal, la observación de los tiempos y condiciones de movilidad, así como la continuidad y los accidentes geográficos.

Cardiel Soto afirmó que la redistritación se hace para privilegiar el voto igualitario, es decir, para que el voto pese lo mismo en todos lados y no se hace para darle gusto a los partidos políticos.

Los criterios, agregó, están establecidos con base en las leyes aplicables y con aspectos técnico operativos que ellos (los partidos políticos) conocían desde antes que se generara el primer escenario.

“Si acaso hay observaciones a esos criterios debieron haberse hecho en la época específica y pues evidentemente que el cambio de modelo de la distritación va a generar una inconformidad con los partidos políticos que también tendrán a salvo sus derechos de acudir al tribunal para impugnar todo el proceso en su conjunto si es que queda alguna inconformidad”.

Equilibrio poblacional, población indígena, con integridad municipales, compacidad geométrica, tiempos de traslado, continuidad geográfica, factores socioeconómicos o accidentes geográficos en su caso, son los criterios establecidos por el INE. De acuerdo con el presidente del Consejo Local del INE el modelo prevé dos fases para que los partidos políticos puedan presentar sus observaciones; “pero repito, será en ese marco, es decir, ese es el espacio para presentar observaciones, no basta con que los presenten en los medios de comunicación. Tienen que presentar las observaciones en el Comité Técnico que se encarga de revisar sus observaciones y estas deben ser técnicas, no de carácter político”.

Al primer escenario de redistritación presentado por el INE, hicieron observaciones tanto el PAN, como el PRD y PT, el propio OPLE y también Nueva Alianza.

Cardiel Soto añadió que el modelo que utiliza el INE es un modelo aplicado en muchos países, aplicado en muchos estados muy complicados. “Es un modelo probado que permite tener resultados transparentes y libres de sesgos y sobre todo, totalmente auditables”, dijo.