De ser necesario se aplicará la fuerza pública contra la CNTE: Peña Nieto

Por Ivet Mendoza

Oaxaca, Oax.- El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, no descartó la implementación de la fuerza pública contra las movilizaciones de los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en caso de que el diálogo que mantienen con autoridades de la Secretaría de Gobernación (Segob) no tiene efecto.

En una entrevista realizada por un medio de televisión nacional, el mandatario refirió que antes de llegar a escenarios de violencia, donde la Policía Federal se enfrente con los trabajadores de la educación para recuperar espacios públicos, siempre se antepondrá el diálogo con los inconformes.

“El gobierno de la República no tendrá reparo alguno, no tendrá reserva alguna a recurrir al uso de la fuerza pública para poner orden y sobre todo para hacer valer el Estado de Derecho, por supuesto que siempre habrá la mayor disposición de llegar a este escenario como último recurso, antes, están los espacios de diálogo, de acuerdo, antes de llegar a la fuerza pública”, enfatizó el mandatario federal.

Aceptó que los estados del sur, entre ellos Oaxaca, se han visto severamente afectados en su economía por las contantes movilizaciones de los integrantes de la Coordinadora, quienes se oponen a la reforma educativa.

Aseguró que por parte del gobierno federal se han ocupado todos los mecanismos de diálogo para que se deponga lo que causa molestia entre la ciudadanía y lograr de manera pacífica destensar el problema.

Sin embargo fue enfático, y afirmó que la implementación de la reforma educativa en todo el país no es un tema que pueda estar a discusión ni negociación.

“No hay que confundir la firme decisión para llevar una reforma y el espacio de diálogo que el gobierno ha abierto con aquellos grupos que están en resistencia de la reforma educativa, pero soy enfático, la reforma educativa no se cancela y menos vamos a claudicar a la cancelación de la misma, llegar a eso, pensar en eso, sería realmente condenar a la niñez y juventud en México a que tenga una educación pobre para enfrentar lo que va a vivir en el siglo XXI”, refirió.

En este sentido, admitió que a más de dos años de haber puesto en marcha el programa de la reforma educativa escuelas de México continúan con carencias, sin embargo se comprometió a que 33 mil escuelas al final de su administración serán remodeladas o reconstruidas con el fin de mejorar la calidad educativa en el país.

Finalmente, negó la posibilidad de quitar de su cargo al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong o al secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, como ha exigido la Coordinadora, ya que consideró que ambos servidores han generado instrumentos eficientes para contener el diálogo con el magisterio.