sábado, agosto 13, 2022

Descubren dos nuevas especies de plantas Costus en Oaxaca

Destacadas

Oaxaca, Oax. 19 de agosto de 2017.- La riqueza biológica de Oaxaca sigue dando sorpresas al mundo. El escritor Juan Arturo López Ramos, al referirse a la biodiversidad de nuestra entidad, explica: “La montañosa y compleja geografía de Oaxaca, -cuyo gradiente altitudinal va desde el nivel del mar hasta casi cuatro mil metros de altura-, forma infinidad de climas y microclimas que a lo largo de millones de años han generado la mayor diversidad biológica de México, hecho extraordinariamente relevante porque nuestro país es una de las cuatro naciones con mega biodiversidad en el mundo”.

Al ejemplificar lo anterior, el también Fundador del Instituto Estatal de Ecología en Oaxaca en el año de 1995, explica que “La riqueza biológica de Oaxaca es superior a la de países como Guatemala o Costa Rica y su diversidad de aves es superior a la de los enormes territorios conjuntos de Canadá y EEUU”.

Por ello no le sorprende que a instancias del botánico holandés Paul Maas, el investigador norteamericano David Skinner y el oaxaqueño José Manuel Gutiérrez Marín, hayan culminado con éxito su excursión científica a la región de la Chinantla, donde encontraron dos nuevas especies de plantas del género Costus descrito por Carlos Linneo y publicado en Species Plantarum 1: 2. 1753.3

Son plantas perennes tropicales pertenecientes a la familia Costaceae que en la actualidad comprende 237 especies descritas y sólo 104 aceptadas, entre ellas están incluidas varias propuestas por Paul Maas, como las dos cuyas fotografías se reproducen y que el propio Maas desarrollará el protocolo científico que se requiere para su pleno reconocimiento, que incluye la propuesta  para que una de ellas lleve el nombre de Oaxaca.

Destaca Juan Arturo López Ramos la grata impresión de David Skinner, -quien aparece en la fotografia de este reportaje con el escritor-,  sobre el limpio y muy organizado pueblo de Tepetotula, -apenas de 429 habitantes y base de su campamento en la Chinantla-, que se rige  por las costumbres tradicionales y el trabajo comunitario, así como por una convivencia en plena armonía con la naturaleza,  lo que demuestra la vigencia cultural de las antiguas y finas culturas oaxaqueñas, en pleno siglo XXI.

Noticias relacionadas

Noticias recientes