miércoles, agosto 17, 2022

Inicia la CNTE ‘bajo protesta’ ciclo escolar en Oaxaca

Destacadas

Texto Agencia Quadratín / Fotos Guadalupe Espinoza Belén

Oaxaca, Oax., a 21 de agosto de 2017.- Bajo protesta y con la advertencia de movilizaciones, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) inició este lunes el ciclo escolar 2017-2018 en Oaxaca.

Es el segundo año que en Oaxaca, las 13 mil 400 escuelas registradas ante la Secretaría de Educación Pública (SEP) recibirán a los más de millón 400 mil alumnos.

Unas 100 escuelas, según la CNTE, están consideradas como foco rojo para el inicio del ciclo escolar, por la presencia de profesores de reciente ingreso, docentes que aprobaron la evaluación para obtener una plaza, además de las Sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y los miembros del sindicato independiente, agrupación de reciente creación.

Mientras tanto, los más de 81 mil maestros de la Sección 22 del SNTE, adheridos a la CNTE, reanudarán este lunes el ciclo escolar sin claudicar en sus peticiones y movilizaciones, como la convocada para tratar de boicotear los actos oficiales que marcan el inicio del ciclo escolar.

El primer ciclo escolar en Oaxaca en cumplirse en tiempo fue el 2015-2016, que inició el 24 de agosto cuando estaba en la gubernatura Gabino Cué, a unos días de haber determinado la desaparición del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Se celebraba entonces, en voz del ex mandatario, haber recuperado la rectoría del Estado y lo consideró “un día memorable”.

Sin embargo, a dos años de esa decisión, la Sección 22 ha ido recuperando espacios a través de las decisiones que llaman bilaterales, es decir, que participan en la política educativa de la entidad y siguen teniendo el control como sindicato en sus agremiados.

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, ha presidido las reuniones con la CNTE desde el inicio de su administración y se ha reunido con los miembros de este gremio en diversas ocasiones.

En Oaxaca la CNTE tiene en su interior grupos radicales que se han opuesto a la reforma educativa y a los procesos administrativos que estableció la Secretaría de Educación Pública (SEP), sin embargo, la mayoría de los profesores ha optado por estar en las aulas.

Durante el periodo vacacional, estos grupos y los normalistas realizaron movilizaciones para presionar a las autoridades y les otorguen entre otras cosas, plazas automáticas a los egresados de las normales y la regularización de docentes que no se presentaron a la evaluación.

Noticias relacionadas

Noticias recientes