jueves, agosto 18, 2022

Porra por causa y respeto promueve Alebrijes

Destacadas

Por Ivet Mendoza / Redacción

Oaxaca, Oax. 30 de agosto de 2017.- Para promover el respeto y la convivencia familiar, el equipo de futbol Alebrijes de Oaxaca, lanzó una campaña mediante una porra que se pueda escuchar en su próximo partido.

Mediante un anuncio en sus redes sociales, el equipo ha llamado a los aficionados a lanzar el grito ¡eehhBrijes!!, cuando despeje el portero visitante.

Si la afición participa los Alebrijes se comprometieron a donar 2 sillas de ruedas a beneficio de los niños del Centro de Recreación Infantil Teletón Oaxaca (CRIT).

Con esta acción, los futbolistas buscan demostrar que en Oaxaca existe el respeto y este tipo de encuentros puedan ser en favor de la familia.

Este miércoles, a las 19 horas, los Alebrijes enfrentarán al Club León.

¿La historia de una porra homofóbica?

Lo que ahora es un grito popular en los estadios de futbol en México surgió hace 30 años en un emparrillado aunque su objetivo original no era insultar a alguien.

En los años ochenta, en los partidos de la Asociación de Futbol Americano Infantil de Monterrey (AFAIM) un equipo llamado Potros tenía en las tribunas a sus aficionados, quienes se caracterizaban por inventar sus propias porras.

En cada «Kickoff» la porra aplaudía y comenzaba a gritar ‘eeh… Pum’ al momento de que el pateador tocaba el ovide.

Esta misma costumbre se trasladó 10 años más tarde a la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (Onefa), donde la porra del Estadio Tecnológico también lo hacía en cada «kickoff» para apoyar a los Borregos Salvajes del Tec de Monterrey.

El grito pasó al soccer en 2001, durante el torneo Invierno 01, cuando la afición de Rayados lo adoptó para presionar a los porteros rivales.

La frase cambió de sentido en Guadalajara en 2003 durante el Preolímpico. En ese año el «PUM» se sustituyó por el «Puto».

Uno de los casos más reconocidos de este hecho fue cuando el portero Oswaldo Sánchez declaró que estaba agradecido con Atlas por haberle dado la oportunidad de debutar pero su corazón pertenecía a Chivas.

Esto desató el enojo de la afición rojinegra que dedicaba el grito al arquero mundialista.Desde entonces se popularizó en todas las canchas de la Liga MX hasta hacerse mundial.

El último episodio de este hecho fue la multa de 20 mil francos suizos para la Federación Mexicana de Futbol por considerarla homofóbica y discriminatoria.

Noticias relacionadas

Noticias recientes