jueves, agosto 18, 2022

Utiliza el diputado Samuel Gurrión instalaciones de radio pirata

Destacadas

* Políticos y autoridades de diversos partidos también promueven estaciones ilegales

 

De la Redacción

Oaxaca, Oax.- Mientras el diputado federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Benjamín Medrano Quezada, secretario de la Comisión de Radio y Televisión de la Cámara de Diputados, presentó una iniciativa para castigar con pena de hasta seis años de cárcel y 300 días de multa a quienes operen estaciones de radio ilegales, en Oaxaca Samuel Gurrión Matías, diputado local por el mismo partido, utiliza las instalaciones de una radio pirata para entregar útiles escolares.

El martes 15 de agosto, el legislador local y presidente de la Mesa Directiva de la 63 Legislatura del Estado de Oaxaca, colocó fotos y un mensaje en su cuenta de Twitter difundiendo la entrega de paquetes escolares en Putla de Guerrero.

En las fotos se observa que un grupo de personas, a nombre del legislador, entregan los paquetes escolares en las instalaciones de la radiodifusora “La Putlequita”, que opera de manera ilegal en la zona.

Las imágenes muestran parte del logo de la radio ilegal, a uno de los socios o exsocios de la estación pirata, así como a un reconocido como operador político ligado al PRI, partido por el que Gurrión aspira a una candidatura en las elecciones de 2018.

Oaxaca, junto con el estado de Chiapas, son los estados que concentran el mayor número de estaciones ilegales del país. El organismo encargado de concesionar el espectro radioeléctrico en México, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), cataloga como delito federal el uso ilegal del espectro.

En diversas ocasiones el diputado Samuel Gurrión ha utilizado estaciones ilegales para promoverse, por ello le han cuestionado por qué utiliza estos medios piratas cuando su trabajo consiste precisamente en legislar para hacer cumplir las leyes.

Por otra parte, en Oaxaca políticos y funcionarios públicos de diversos partidos han sido señalados de tener estaciones de radio piratas o de promover las actividades oficiales en esos medios irregulares.

Tal es el caso de Jorge Hernández Morales, director de Turismo y Cultura del Ayuntamiento de Tlacolula, gobernado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien es señalado de ser el dueño de la estación pirata en esa población llamada “Somos Uno Radio”, que transmite en el 88.7 de FM.

Asimismo, el director de Comunicación Social de ese municipio, Josué Vásquez, también es señalado de ser el dueño de otra radio pirata llamada “La Arrasadora”, que transmite en el 99.1 de FM. En ambas estaciones el presidente municipal, Fausto Díaz Montes, permite que sus funcionarios difundan actividades oficiales.

PROPONEN CASTIGAR A PIRATAS

En un despacho, la agencia de noticias Notimex informa que el diputado federal priista Benjamín Medrano Quezada, propone castigar a los piratas radiofónicos para “inhibir la usurpación de frecuencias radiales o su uso sin autorización o concesión formal alguna”.

La agencia informativa explica que “la modificación al Artículo 304 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, plantea que aquellas personas sancionadas por prestar servicios de telecomunicaciones o de radiodifusión sin contar con concesión o autorización, serán inhabilitados hasta cinco años para obtener un permiso u autorización en el rubro.

“Significa no sólo una competencia desleal, sino una apropiación ilícita del espectro radioeléctrico que es propiedad de la nación en términos de lo previsto por el artículo 27 de la Constitución de la República”, argumenta Medrano Quezada en un comunicado de la Cámara de Diputados federal.

Detalló que entre 2013 y 2015 el IFT detectó 235 estaciones pirata de radio y televisión, que tendrían que haber pagado alrededor de 11 millones 801 mil 507 pesos por derechos anuales y el otorgamiento de concesión.

El legislador dijo que 2015 fue el año que más estaciones sin autorización para operar se detectaron en el país, con un total de 155 de radio y televisión.

«Entidades como Chiapas y Oaxaca son donde más estaciones sin concesión se hallaron, aunque también se presentaron casos en el Estado de México, Puebla, Morelos y la Ciudad de México. En su mayoría tienen un uso de tipo religioso y esotérico, e incluso algunas han sido relacionadas con el crimen organizado», explicó el legislador priista.

“Por lo anterior, existe molestia entre los concesionarios de radio, ya que acceder a una autorización de éstas no es un tema sencillo, puesto que requiere acreditar solvencia económica suficiente para mantener un proyecto de esa naturaleza, así como capacidad técnica y creatividad”, finaliza Notimex.

IMG_0443

Noticias relacionadas

Noticias recientes