sábado, agosto 13, 2022

Analiza Contraloría perfil de acreedores de gobierno de Gabino Cué

Destacadas

*El objetivo es evitar falta de transparencia en el pago de servicios prestados al gobierno estatal anterior

 

Por Oscar Rodríguez

 

Oaxaca, Oax.- En Oaxaca la  Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental inició proceso de investigación contra 600 empresas a las cuales el gobierno del ex gobernador Gabino Cué les adeudó 500 millones de pesos, y al parecer eran empresas fantasmas.

El titular de la dependencia, José Ángel Díaz, confirmó que quienes se encuentran bajo sospecha son proveedores  de diversos giros que reclaman el pago  por servicios, bienes y actividades llevadas a cabo durante la administración de Cué, y a las que no les fueron pagados hasta antes de concluir el sexenio.

Dijo que algunas de las denuncias son de carácter administrativo, pero podrían alcanzar a generar procedimientos penales de encontrar responsabilidades adicionales como el desvío de los recursos, la malversación de los mismos o incluso la sustracción, perjudicando al erario estatal.

Ángel Díaz expuso que cada una de las denuncias presentadas es analizada para establecer primeramente el origen de la empresa, si se trata de una establecida formalmente, si cuenta con el contrato por el que prestó el servicio y, además, debe presentar las facturas adecuadas y desde luego la comprobación de los servicios prestados.

Detalló que las 600 denuncias fueron presentadas por empresas en contra de la mayoría de las dependencias públicas que acompañaron al ex gobernador Gabino Cué, por lo que se están enviando citatorios a quienes les resulte algún grado de responsabilidad, para que aporte lo necesario y se aclare ante el siguiente procedimiento.

El Contralor también advierte que los proveedores exigen los pagos correspondientes y están en todo su derecho, «pero este gobierno no puede simplemente tomar los 500 millones y entregárselos, estamos en el proceso de revisión para deslindar responsabilidades, estamos por saber si les pagaron o no y, en el mejor de los casos, conocer si las empresas que reclaman los adeudos tienen contrato, porque puede darse la situación de que pidieron el servicio sin haberlo contratado, y esa es una clara violación a la normatividad», apuntó.

Indicó que al terminar la administración de Gabino Cué, comenzaron a llover las denuncias por falta de pago, desde proveedores de útiles escolares, uniformes, materiales de construcción, equipo médico, servicios diversos, bienes e inmuebles y otros que no recibieron los importes reclamados; el gobierno entrante abrió una ventanilla de recepción de documentación para agilizar los pendientes que sumaron dos mil 400 millones de pesos, aseveró.

Noticias relacionadas

Noticias recientes