Pide arzobispo cultivar la solidaridad para reconstruir la vida en Oaxaca

Agencia Quadratín

Oaxaca, Oax.  a17 de septiembre de 2017. El arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, José Luis Chávez Botello, hizo un llamado a cultivar la bondad y la solidaridad sin importar diferencias y reconstruir la vida, en los desastres causados por las inundaciones, huracanes y el terremoto del pasado 7 de septiembre que afectaron a varios estados del país, principalmente Oaxaca y Chiapas.

En conferencia de prensa al término de la misa dominical del medio día, al arzobispo dijo que es necesario despertar, cultivar y organizar la solidaridad desde cada persona, en cada familia y comunidad.

Destacó que las autoridades y responsables en los diferentes niveles requieren sugerencias, colaboración y acompañamiento de peritos en los programas de atención inmediata y de reconstrucción: médicos, psicólogos, universidades, colegios de profesionistas, empresarios, constructores, arquitectos, economistas entre otros.

«Como sociedad peregrinemos hacia el cultivo y organización efectiva de la solidaridad», dijo.

Anunció que el próximo domingo 24 de septiembre, a las 12.00 horas, los Obispos de la Provincia de Oaxaca celebraran junto con él, la Eucaristía en Ixtaltepec.

Convocó a los católicos y personas de buena voluntad a unirse desde sus comunidades a esta intención.

«Estarán en el corazón de esta celebración todos los que perdieron la vida, quienes perdieron su casa o su fuente de trabajo; también las víctimas por la falta de justicia y la paz social en nuestro país», resaltó.

Por otra parte, señaló que se efectuará la peregrinación diocesana a pie al Santuario de la Reconciliación de la Inmaculada de Juquila, del 1 al 6 de Octubre próximo con motivo de fortalecer la fe, levantar la esperanza, cultivar y organizar la solidaridad ante estos desastres naturales y sociales.

La peregrinación se reunirá el día 6, a las 12 horas, en la entrada de Juquila y a las 5 de la tarde se efectuará la misa en la que estarán presentes los Obispos de la Provincia.

«No estamos solos, la fe en Dios y la solidaridad de todos es la fuerza para levantarnos y la luz para retomar el camino de una vida más humana, solidaria y en paz», manifestó el arzobispo Chá