Diputados proponen plan de rescate y manejo de cocodrilos para la Costa

Por Óscar Rodríguez  / foto: archivo

Oaxaca, Oax., a 17 de enero de 2018.- La Comisión de Medio Ambiente y Ecología de la Cámara de Diputados solicitó al gobierno federal y estatal aplicar un plan de rescate y de manejo de cocodrilos en la zona costera de Oaxaca, tras reportarse ataques de los reptiles contra los pobladores dentro de las zonas urbanas y los núcleos rurales de la zona.

Opuesto a lo que advierte la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que señala que los ataques de cocodrilo han sido consecuencia a que los humanos han empezado a invadir los hábitat de los cocodrilos, el diputado Tomás Basaldú Gutiérrez advierte que se ha reportado un incremento en la población de cocodrilos, al parecer por efectos del cambio climático.

También advierte que la gente, por no tener que comer, ha empezado a ingresar a las zonas lagunares a pescar, donde han sido víctimas de ataques.

“Tal vez por un cambio de temperatura, o por los efectos naturales causados por los huracanes y las inundaciones, los cocodrilos han salido de su hábitat natural y se ubican desorientados dentro de las zonas urbanas”, comentó el diputado.

Explicó que no hay registro de un crecimiento poblacional en las localidades donde se han registrado la presencia de los reptiles. La falta de comida ha obligado a la gente de la zona a tener que pescar en las lagunas, donde se han enfrentado a los reptiles y en consecuencia se advierte de ataques.

Basaldú Gutiérrez presentó un Punto de Acuerdo para exhortar al gobierno estatal y federal a realizar un censo para determinar el número total de cocodrilos que habitan en la región de la Costa para implementar acciones de prevención de ataques hacia los pobladores.

El legislador por el distrito de Pinotepa Nacional, sostuvo que los incidentes de interacción entre humanos y cocodrilos se han presentado principalmente en los municipios de Villa de Tututepec, Pinotepa Nacional, Santa María Colotepec, Santa María Tonameca y San Pedro Pochutla, donde debido al cambio del uso de suelo, a los efectos del cambio climático y ante la falta de alimento para los reptiles, los obliga a salir de su habitad.

“El caso más reciente se suscitó hace pocos días, un cocodrilo ataco a un niño de cuatro años mientras se encontraba en la laguna de la playa La Blanca, perteneciente a la agencia El Ciruelo, del municipio de Pinotepa Nacional, donde el menor de edad y sus padres, originarios de la localidad de Huajintepec, Guerrero, se encontraban celebrando el año nuevo cuando pasó el ataque del reptil”, dijo Basaldú Gutiérrez.

La elaboración de un censo podrá hacer que se determine el número total de cocodrilos que habitan en la Costa del Estado, posteriormente se logrará delimitar una zona de reserva para los reptiles. De esta manera se evitará que las personas se acerquen al habitad natural de esta especie o se haga mediante las debidas precauciones y con personal capacitado en el manejo de estos animales.