jueves, agosto 11, 2022

Encabezó misa obispo de Huajuapan en honor al Señor de los Corazones

Destacadas

  • El obispo Pino Miranda recordó el valor de la vocación de servicio en apoyo a nuestros semejantes.

Por Fernando Reyes / Agencia IGAVEC

Huajuapan de León, Oax.- Por una auténtica vocación de servicio a los semejantes en todos los órdenes de la vida para que exista una buena convivencia entre los ciudadanos, se pronunció el obispo de la Diócesis de Huajuapan, Teodoro Enrique Pino Miranda, durante  la concelebración eucarística principal del novenario en honor al Señor de los Corazones.

En un abarrotado atrio de la Catedral Diocesana, encabezó acompañado del presbiterio, religiosas y fieles católicos, la misa con la que finalizaron estas celebraciones rememorando el novenario que en el año 1812, organizó el Coronel Valerio Trujano, ferviente devoto del Cristo Moreno, para pedir el auxilio divino ante el cerco enemigo que mantenía a Huajuapan sitiada.

En su homilía, Pino Miranda aseguró que la vocación, palabra que se utiliza para referirse a la inclinación por el sacerdocio de los jóvenes, debe ser utilizada para toda la gente, “y es que debe ser utilizada y practicada por todos los católicos para ayudar a quienes necesitan de nosotros, al desprotegido”.

Aseguró que al recordar la valentía y el arrojo de los huajuapeños y no oriundos de ésta ciudad, en la epopeya del rompimiento del Sitio de Huajuapan, el más largo que registra la historia, “sirva para acercarnos a nuestros semejantes ofreciendo la mano amiga para estar de cerca con la gente. Es necesario tener presente que es la familia, es el pueblo que va caminando, porque no es asunto alejado de nosotros poder colaborar con el menos favorecido. No es que este año sea una ocurrencia utilizar la palabra vocación, sino que todo ciudadano ante el acontecimiento histórico y de la fe, debe tener presente esta palabra”, apuntó.

“Por eso hoy hemos querido darle un sentido muy vocacional a esta celebración. Debemos tener un gesto con nuestros semejantes que sea de vocación del servicio que se debe prestar sin esperar nada a cambio”, expresó.

En esta ceremonia se recordó lo que la historia oral señala: que el 23 de julio de 1812, día en que finalizaba el novenario organizado por Trujano, llegó la ayuda en la persona del Generalísimo José María Morelos y Pavón, y su ejército, por lo que los lugareños organizaron una procesión en agradecimiento al Señor de los Corazones asegurando era un milagro de la imagen. Desde entonces, cada año, se organiza la procesión que se realiza el 24 de julio de cada año para recordar estos hechos.

Noticias relacionadas

Noticias recientes