Habitantes de Chalcatongo protestan en la CFE de Tlaxiaco por rezago de obras

Aseguraron que la dependencia ha retrasado el avance de estas dos obras, las cuales fueron gestionadas ya hace algún tiempo.

Por IGAVEC

Huajuapan de León, Oax.- Un grupo de habitantes de comunidades como: La Unión y La Cañada Morelos, ambas pertenecientes al municipio de Chalcatongo de Hidalgo, se manifestaron en las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la ciudad de Tlaxiaco, para exigir la agilización de trabajos en 2 obras que tienen pendientes por parte de la institución.

Aseguraron que la dependencia ha retrasado el avance de estas dos obras, las cuales fueron gestionadas ya hace algún tiempo, perjudicando a un importante número de habitantes de estas comunidades por el rezago en su terminación.

“Han pasado los meses y tanto La Unión como Cañada Morelos, ambas comunidades de Chalcatongo de Hidalgo, han padecido la burocracia que existe al interior de la empresa ya que, en múltiples ocasiones, los hemos visitado de ambas comunidades hasta las instalaciones de la empresa para exigir concluyan con los trabajos, pero a la fecha solo hemos recibido largas”, manifestaron.

Ramón Martínez Pérez, militante de Antorcha Campesina en la Mixteca, señaló que en ambas comunidades se ha gestionado la ampliación y el mejoramiento de la red eléctrica, y que la empresa encargada de ambas obras ha supervisado que las dos ampliaciones cumplan con los lineamientos que estipula la CFE, por lo que únicamente faltan los medidores para las viviendas, pero los empleados de la dependencia no han ido a colocarlos hasta la fecha.

Señaló también que la medida de presión realizada ante esta dependencia de gobierno, fue para hacer notar su inconformidad. Además, subrayó el sacrificio por parte de los asistentes el acudir a la dependencia, por lo que representa el gasto de viáticos.

“La gente que se reunió en CFE, no viajo más de 2 horas por gusto. Viajaron porque es urgente se atienda su necesidad de energía eléctrica. El problema ya lleva más de un año y no es posible que a la gente del campo se le dé ese trato injusto”, puntualizó.

Finalmente, Martínez Pérez indicó que fue una falta de respeto para los campesinos las acciones que el personal de la empresa realizó en su contra ya que, al verlos arribar al lugar, decidieron cerrar las instalaciones.

“Insistimos más de una hora hasta que los hicimos entrar en razón para tomar acuerdos, ya que lo que más importa es que, a la brevedad, esté listo el servicio de energía eléctrica”, aseguró.