Cuestiona Arzobispo de Oaxaca incremento de inseguridad

Cuestiona Arzobispo de Oaxaca incremento de inseguridad

El jerarca de la iglesia católica en Oaxaca, Pedro Vásquez Villalobos, invitó a vivir la Navidad en hermandad, y a sumar esfuerzos para lograr la paz.

Agencia Quadratín

Oaxaca, Oax.- El arzobispo de Antequera Oaxaca, Pedro Vásquez Villalobos, cuestionó el incremento de inseguridad en la entidad, que se traduce en asesinatos, robos y violaciones, en vísperas de Navidad. Durante su homilía en la misa dominical celebrada en la Catedral Metropolitana de Oaxaca, dijo que no se puede apartar de una realidad, una realidad dolorosa.

“Cómo puedo yo decirle a un hermano que viva la alegría de la Navidad, cuando le han asesinado a un ser querido, cuando le han quitado la vida a sangre fría a una persona que está muy unida a su corazón”, preguntó. Cuántos asesinatos se siguen presentando en nuestro Oaxaca, añadió, y volvió a preguntar “¿cómo puedo decirle a mi hermano que viva la alegría de la Navidad si está lleno de lágrimas, de sufrimiento y de dolor, porque le han levantado la mano y le han quitado la vida a una persona que tanto amaba”.

Consideró que esto sucede porque el Señor no está en el corazón de muchos hermanos nuestros. “Ya no nos tiembla la mano para levantarla con una arma y disparar, ya no nos tiembla la mano, ya  no tenemos temor divino, ya se perdió el temor divino, qué triste realidad la que seguimos viviendo en nuestro Oaxaca y en nuestros pueblos”, comentó ante la feligresía que se reunió en la Catedral en el cuarto domingo de Adviento. En su mensaje, denunció que la semana que pasó “hubo una profanación, en Tuxtepec, se robaron el sagrario, donde estaban las hostias consagradas, donde estaba nuestro Señor, se lo robaron, se lo llevaron ¿y qué hicieron con esas hostias?, no sabemos” expuso.

En la espera de celebrar el nacimiento del Salvador y su cuerpo y su sangre ha sido profanado, comentó el jerarca de la iglesia católica en Oaxaca. Nos duele, dijo, que le quiten la vida al hermano, pero también me duele que profanen al Señor. “¿Y cómo podría desear paz, cómo podría desear gozo a tantas personas que caminando tranquilamente por nuestras calles, nuestros parques, les quitan todo, les roban, les quitan su sueldito, su quincena, su semanita, les quitan lo que tanto les costó y que traen ahí en su bolso”, siguió.

Robos y más robos, en nuestras calles de la ciudad de Oaxaca, robos y más robos, mencionó con pesar. Cuestionó también que continúen las violaciones, pisoteando la dignidad y la grandeza la mujer, que es una imagen y semejanza de Dios. Y podemos decir ¿feliz navidad? ¿qué haya paz en tu corazón? ¿qué haya alegría y felicidad?, volvió a preguntar, me van a responder todos esos que sufren por el asesinato, por el robo, por la violación, guarda silencio, mejor no hables, mejor no me digas feliz navidad, porque mi navidad y ser feliz con todo esto que pasa.

Pidió que a pesar de su dolor y de sus penas, que la riqueza de Dios niño venga y se haga presente y viva su dolor de Dios que pasa a través de nosotros, nosotros debemos decirle al hermano que dios lo ama amándolo, llamó. La semana que concluyó ocurrieron en Oaxaca más de una decena de asesinatos violentos, entre los que están dos mujeres, además de diversos robos.