Obligan a edil de Santiago Astata a cumplir con informe

Ante la presión del pueblo, el edil saliente, Guillermo Moreno Ciriaco rindió su informe ante la Autoridad Comunitaria.

Agencia JM

Santiago Astata, Tehuantepec.- “Ustedes son el pueblo, yo no me puedo negar y tengo que rendirles cuentas”, expresó el ex presidente municipal de Santiago Astata, Guillermo Moreno Ciriaco ante la Autoridad Comunitaria y empezó con lo ejercido del Ramo 33 Fondo III que es la parte que fiscaliza el gobierno.

Este informe se hizo bajo presión, luego que el pueblo de Santiago Astata se unió y fueron por el presidente municipal saliente para que le hiciera entrega recepción a la Autoridad Comunitaria, y cumplir con la costumbre del 5 de varas, que es cuando el presidente saliente rinde su informe y le hace entrega del mando a la nueva autoridad, pero el pueblo no lo permitió.

“Y les voy a anticipar que el año pasado tuvimos inconformidad de mucha gente y estamos sujetos a auditoria”, dijo el edil saliente al iniciar su informe de las principales obras realizadas durante el último año del trienio.

Hoy fue un día importante para Santiago Astata, porque se realizó el 5 de varas, ceremonia en la que el presidente saliente Guillermo Moreno Ciriaco entregaría al presidente electo, lo cual no se llevó a cabo porque el pueblo no lo permitió.

De hecho, el pueblo desconoce al actual presidente municipal “que aparentemente es ganador, pero el pueblo está inconforme con su elección y Astata no se va a dejar”.

El día primero de enero, Dorian Giovanni Ricárdez Medina tomó posesión e hizo su acto protocolario él solo, porque ninguna una autoridad del gobierno del estado ni el presidente saliente estuvo en su ceremonia, para lo cual entraron a sacar a la gente que tenía tomado el palacio municipal, aprovechando que había personas mayores y las desalojaron.

“Su toma de protesta, Dorian la hizo en el palacio municipal, pero previamente nos sacó y hoy bajo presión del pueblo no hizo bien el 5 de varas, y de hecho la gente que asistió a su toma de posesión solo fue su familia y de los regidores, no hubo más gente porque el pueblo no lo quiere por huachicolero”.

Y el pueblo volvió a tomar el palacio municipal y se confrontó con el nuevo presidente municipal, “porque no lo queremos”.