Miércoles de Ceniza, fe vigente entre oaxaqueños

Miércoles de Ceniza, fe vigente entre oaxaqueños

Esta celebración católica da inicio a la Cuaresma, tiempo de recogimiento espiritual.

Por la Redacción   /   Foto de Max Núñez

Oaxaca, Oax.- Como ya es tradición en Oaxaca, el inicio de la Cuaresma es marcado por la celebración del Miércoles de Ceniza, donde feligreses católicos se preparan para los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa.

Cientos de oaxaqueños acudieron a las iglesias y parroquias de la entidad para la imposición de una cruz de ceniza en la frente o en la cabeza, como símbolo del hábito penitencial.

Las cenizas que la iglesia utiliza son resultado de la quema de las palmas bendecidas el Domingo de Ramos del año anterior.

Cabe mencionar que fue hasta casi 400 años después de Cristo que la Cuaresma se convirtió en una celebración de penitencia.

“El Miércoles de Ceniza es propio de los antiguos ritos con los que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia canónica, el gesto de cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser redimida por la misericordia de Dios”.

De acuerdo con los eclesiásticos, la ceniza es un signo de humildad, pero también tiene que ver con el símbolo de la muerte y la penitencia.

Ante esta celebración eclesiástica, los fieles deben recurrir al ayuno y la abstinencia; y no se debe comer carne.

En esta fecha los sacerdotes impone las cenizas en la frente de las personas en forma de cruz, y se invita a los fieles a reflexionar y meditar sobre las frases: “Polvo eres y en polvo te convertirás”, así como “Conviértete y cree en el Evangelio”.