Piden comuneros cancelar proyecto minero de San José

Piden comuneros cancelar proyecto minero de San José

Urgen un análisis sobre anomalías en el proyecto, principalmente de las 81 obras construidas “a modo”.

Por Ivet Mendoza / Foto de Guadalupe Espinoza

Oaxaca, Oax.- Miembros del autodenominado frente “No a la minería por un futuro de todas y todos”, pidieron a las autoridades cancelar las concesiones mineras e impedir la instalación de proyectos de este tipo en comunidades de la región de los Valles Centrales.

Los inconformes quienes dijeron estar integrados de 12 pueblos de dicha región, solicitaron a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) suspender los proyectos mineros al asegurar que están trabajando de manera irregular y dañando los recursos naturales de las poblaciones, además de violar la autonomía de los pueblos indígenas.

“El proyecto minero San José viola leyes ambientales, construye 81 obras irregulares, exigimos la cancelación del proyecto y concesiones mineras en Valles Centrales, como comunidades zapotecas logramos incidir en la resolución de la Semarnat que niega la autorización de manifestación de impacto ambiental modalidad del proyecto San José II”, expresaron.

Lejos de autorizar un nuevo permiso en materia ambiental, llamaron a las autoridades facultadas por ley para la protección del medio ambiente, a realizar un análisis a profundidad sobre las irregularidades del proyecto minero, principalmente de las 81 obras construidas “a modo” por la empresa minera.

Además, enfatizaron que la operación del proyecto minero San José, no cuenta con el consentimiento de los pueblos zapotecos y donde la empresa Fortuna Silver Mines no tiene la autorización de las asambleas de ciudadanas y ejidatarios en los Valles Centrales, por lo que afirmaron, no otorgarán ningún permiso municipal o agrario a ninguna empresa minera; ya que aseguraron que lejos de que dicha empresa genere empleos y promueva el desarrollo económico en Oaxaca, esta minera ha provocado violencia, y señalaron de asesinar a sus compañeros defensores y seguir contaminando su territorio y medio ambiente de manera impune.