Cuestionan actitud hostil de grupo de trabajadores de enfermería en hospital de Cuicatlán

En forma violenta sacaron de sus oficinas al director del hospital local.

Por Adalberto Brena

 Cuicatlán, Oax.- El pasado martes 17 de marzo del año en curso, un grupo del área de enfermería interrumpió una plática sobre coronavirus que impartía el director del hospital “Dr. Alberto Vargas Merino”, Vicente González Paredes, quien fue sacado de sus oficinas por este grupo de trabajadores quienes dicen pertenecer al sindicato independiente y quienes, de manera agresiva y violenta, pretenden imponer su voluntad.

 Cabe señalar que a este grupo de trabajadores les interesa saciar sus intereses personales, y prácticamente nada les preocupa que el hospital funcione al 100%. Su objetivo es que directores y jefes de las distintas áreas estén sometidos a su santa voluntad, lo cual deja un mal precedente.

 Distintos sectores de la población cuicateca rechazan el actuar de un reducido grupo del sector enfermería (regularizados y formalizados) quienes han tenido buenos resultados implementando el chantaje y la presión para satisfacer intereses propios, a fin de mantener el control al interior del nosocomio sometiendo a su antojo y arbitrio a directivos quienes, al no cumplir sus caprichos, saben que están en la cuerda floja.

Y es que tanto la parte patronal como la sindical han cumplido sus supuestas “demandas sociales o laborales”. Cuánto tiempo había trascurrido desde la fundación del hospital que no ocurría de manera recurrente el cambio de directores o directoras en esta unidad médica, suspender actividades o tomar diferentes áreas del nosocomio; todo para que se cumplan sus erróneas decisiones.