¡Nos queremos vivas!

¡Nos queremos vivas!

Oaxaqueñas se unieron a la marcha 8M, para pedir respeto a sus derechos, alto a las agresiones, acoso sexual y feminicidios.

De la Redacción / Óscar Rodríguez / Foto de Elizabeth Ruiz

Oaxaca, Oax.- En el Día Internacional de la Mujer, oaxaqueñas de las ocho regiones marcharon por las principales calles y alzaron la voz para exigir respeto a sus derechos, alto a las agresiones, acoso sexual y feminicidios.

Organizaciones civiles, colectivos feministas, madres e hijas se unieron a la marcha #8M vestidas de verde y morado, recorriendo las calles de la capital y de las comunidades de la entidad para impulsar la lucha por la igualdad de género.

En los municipios más emblemáticos, como Juchitán de Zaragoza, Huajuapan de León y en la ciudad de Oaxaca de Juárez, mujeres realizaron cadenas humanas, mítines y protestas con cruces y ataúdes para denunciar los más de 409 crímenes contra mujeres y más de 200 feminicidios.

Foto: Fany Matías

Previo a la marcha, fue instalado un altar en inmediaciones del Panteón General, en memoria de las mujeres que han sido asesinadas.

Ahí mismo colocaron un tendedero con cartulinas y prendas con sus demandas, donde resaltó el clamor de justicia por las niñas y mujeres violentadas.

Al grito de “Señor, señora, no sea indiferente, se matan mujeres en frente de la gente”, miles de mujeres protestaron ante la ola de violencia de género que está atravesando el país.

Al llegar al zócalo capitalino las mujeres se concentraron frente a la Catedral Metropolitana, donde continuaron gritando consignas y  entonando canciones para expresar su indignación por los crímenes de género, las desapariciones y el alto índice de agresiones.

Asimismo, un grupo de mujeres y activistas de organizaciones feministas marcharon y se manifestaron frente a la sede de la Fiscalía General del Estado, para exigir el esclarecimiento de los 409 crímenes de mujeres y más de 200 feminicidios, ya que –aseguran– muchos de los responsables se encuentran prófugos de la justicia.

Foto de Fany Matías

MUJERES INDÍGENAS CLAMAN JUSTICIA

Por la mañana, integrantes de organizaciones indígenas se reunieron en la Fuente de las Ocho Regiones para marchar rumbo al zócalo de la capital para exigir respeto y urgir políticas públicas a favor de este sector de la sociedad.

En su trayecto recorrieron avenida Juárez, Morelos y García Vigil hasta llegar al ‘corazón’ de la Verde Antequera.

En tanto, integrantes del Consejo Indígena Popular de Oaxaca “Ricardo Flores Magón” exigieron respeto a sus derechos y también demandaron justicia por los asesinatos al grito de “Ni una menos”.

Dentro de los casos de violencia más representativos en la manifestación fue el de la saxofonista María Elena Ríos, la cual fue atacada con ácido que le quemó gran parte de su rostro, en septiembre del año pasado. Su agresor, un exdiputado local y empresario continúa aun prófugo.

Las manifestantes gritaban al unísono: “Alto a los feminicidios”, “Con feminismo proletario, se destruye al patriarcado”, y levantaron una lona con la leyenda: “Contra las violencias machistas #VivasNosQueremos en Oaxaca”.

Foto de Carolina Jiménez

REALIZAN CADENA HUMANA

En el municipio de Juchitán de Zaragoza, integrantes de la Casa de la Mujer “Rosario Castellanos”, realizaron una cadena humana en protesta por la falta de garantías de seguridad.

El grupo de mujeres “8 de Marzo” que dirige la profesora Rogelia González Luis alzaron la voz en el marco de la acción global “Cadena Feminista”, realizando una manifestación sobre la carretera panamericana 190, bloqueando por unos minutos para exigir alto a la violencia de género.

Ataviadas de color púrpura, además de sus atuendos tradicionales, las feministas recalcaron que de forma simultánea se exigió en todo el país ya no más violencia contra las mujeres.

Protesta de mujeres en Juchitán de Zaragoza

Precisaron que a través de la Casa de Atención a la Mujer Istmeña (Cami), diariamente llegan mujeres golpeadas en busca de ayuda. “El año pasado se atendieron cerca de mil 500 casos, lo cual significa un aumento acelerado de violencia contra las mujeres”, señalaron.

De acuerdo con la agrupación “Consorcio para el Diálogo Parlamentario y Equidad Oaxaca”, la zona del Istmo de Tehuantepec es la más violenta contra las mujeres, y en lo que va del año 2020 24 oaxaqueñas han sido acribilladas por arma de fuego y 34  mujeres están desaparecidas.

Según sus cifras, en 2017 se registraron 117 casos de asesinatos de mujeres; en 2018, 123 casos; en 2019, 372 y más de 132 casos de este año.

GRUPO MINORITARIO VANDALIZA

En el marco de la marcha 8M en la capital de Oaxaca, un pequeño grupo aprovechó el movimiento para realizar pintas en establecimientos comerciales, iglesias y mercados de la ciudad de Oaxaca.

Asimismo, vandalizaron una camioneta del Instituto Nacional de Migración (INM) por algunas mujeres encapuchadas.

Mientras que, a su paso por la Facultad de Arquitectura 5 de Mayo rompieron cristales y arrojaron bombas molotov.

Para concluir con la movilización, las oaxaqueñas quemaron a un muñeco en la Alameda de León, en representación de quienes han violentado sus derechos y han asesinado a mujeres en la entidad.

Imagen de Agencia Estación Foto

MILES SE UNEN AL 8M

En la Ciudad de México, unas 80 mil mujeres marcharon del Monumento a la Revolución al zócalo capitalino para exigir un alto a la violencia de género.

Una vez en la Plaza de la Constitución, las madres de mujeres asesinadas llevaron a cabo un mitin en el que expresaron su dolor y exigieron justicia a sus casos, además de garantías de seguridad para las mujeres.

Durante el evento, se registraron varios incidentes, un grupo de encapuchadas tiró las vallas que protegían la Catedral Metropolitana y posteriormente lanzaron cuatro bombas molotov a las afueras de Palacio Nacional, hasta el momento la Brigada Humanitaria Marabunta reporta 19 heridas por quemaduras y golpes.

Aproximadamente a las 18:30 horas finalizaron los discursos y retiraron el templete, sin embargo, mantuvieron prendida una fogata en la plancha del Zócalo.

Foto cortesía
Foto cortesía
Foto de Santiago Arau (@Santiago_Arau)