“Sigamos Aprendiendo… en el Hospital”, un espacio de atención a la niñez con problemas de salud: IEEPO

“Sigamos Aprendiendo… en el Hospital”, un espacio de atención a la niñez con problemas de salud: IEEPO

Con amor, paciencia y compromiso, de acuerdo a su ritmo de aprendizaje, los escolares participan en dinámicas que incluyen actividades de manera individual o grupal.

Oaxaca de Juárez, Oax.- Niñas, niños y jóvenes que por alguna enfermedad requieren pasar largos periodos de hospitalización, en tratamiento o bajo cuidado médico, tienen la oportunidad de continuar o concluir sus estudios de educación básica a través del programa “Sigamos aprendiendo… en el hospital”, en el cual el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), apoya con docentes para la atención educativa.

Con amor, paciencia y compromiso, de acuerdo a su ritmo de aprendizaje, las y los escolares participan en dinámicas que incluyen actividades individuales en los cuartos de los pacientes y grupales en aulas establecidas para el aprendizaje, abiertas a los familiares o acompañantes que deseen incorporarse.

 “Sigamos Aprendiendo… en el Hospital” fue diseñado para vincular al sector salud con la educación y evitar el rezago educativo en niñas, niños y adolescentes, como es una de las prioridades del Director General del IEEPO, Francisco Ángel Villarreal, principalmente en ese sector de escolares que permanecen hospitalizados a consecuencia de padecimientos que los incapacitan de forma temporal o definitiva para asistir a una escuela regular.

El responsable del aula hospitalaria del Hospital de la Niñez Oaxaqueña, Hermenegildo Margarito, Martínez Herrera, indicó que tan solo en el área de oncología se cuenta con 300 niños activos inscritos en el programa que funciona desde hace 13 años en la entidad y que mensualmente brindan aproximadamente cien atenciones en varias áreas como medicina interna o cirugía.

Señaló que con el apoyo de las y los docentes asignados por el IEEPO, una vez que recuperen su salud, las niñas, niños y jóvenes tienen la oportunidad de incorporarse a la escuela primaria o secundaria. Incluso, dijo, hay casos de quienes estuvieron en oncología y se encuentran en su etapa de vigilancia -que es por cinco años más-, que acuden al aula hospitalaria o les consultan dudas de sus materias. “Aquí pasan momentos amenos”, comentó.

Entre dibujos, colores, manualidades y cuentos, madres y padres de familia, ven con alegría en medio de su dolor, como sus hijos e hijas avanzan o finalizan el grado escolar que estaban cursando, disfrutan de la lectura, juegan y se divierten con actividades que hacen un poco más agradable su estancia.

El señor Gil Carmona Salinas, padre de Kevin, bajo tratamiento por leucemia linfoblástica aguda, expresó que el aula hospitalaria ha sido de gran ayuda para su hijo. “Está recordando todo lo que había aprendido y él se siente bien. Les recomiendo a los papás que apoyen a sus hijos, es una situación difícil, pero tenemos que darles ánimos todos los días, eso les ayuda mucho”, apuntó.

Asimismo, Cristóbal Mendoza Ruiz, padre de Denisse, con el mismo padecimiento que Kevin,  consideró que su niña ha recibido una buena atención tanto médica como educativa. “Le gusta pintar, aprender y las maestras la apoyan, está muy bonito, hasta mi esposa también está participando.  Aquí pasamos mucho tiempo por eso no puede ir a la escuela, estoy contento que veo que está avanzando”, manifestó.

“Sigamos aprendiendo… en el hospital” se replica en las diferentes regiones del estado para seguir cumpliendo con las actividades curriculares de los niños y niñas.