Recomendaciones ante uso obligatorio del cubrebocas

Información de agencias / Foto de Carolina Jiménez

Ciudad de México.- Muchas de las preguntas más recurrentes entre la ciudadanía ante la Fase 3 de transmisión del Covid-19, versan sobre el uso del cubrebocas, por ello, a continuación se detallarán algunas recomendaciones emitidas por expertos.

A nivel internacional, existe un debate acerca de la eficacia del uso del cubrebocas y, en México, las autoridades sanitarias han manifestado que su portación no garantiza evitar contagios. Hasta hace algunas semanas, la principal recomendación era el adecuado y frecuente lavado de manos, así como el uso de gel antibacterial. Sin embargo, hacer obligatorio el uso del cubrebocas ha tomado fuerza en al menos siete estados de la República.

El vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus de la UNAM, Mauricio Rodríguez Álvarez, dice que sí es recomendable utilizar un cubrebocas para evitar la adquisición o propagación del coronavirus.

«Cada vez hay más evidencia que apunta a que sería conveniente generalizar el uso de cubrebocas, sobre todo en personas que estén en lugares públicos, en transporte público, en situaciones de riesgo mayor. Lo conveniente es que utilicen un cubrebocas convencional, hecho de tela, hecho en casa, y que básicamente tendría una finalidad de evitar tocarse la cara, evitar estar escupiendo o echando saliva o moco», explica.

El académico refiere que la gente puede fabricar varios con tela de algodón y colocarles dos capas, que cubran de la nariz a la boca. En su opinión, si quien lo va a utilizar solo caminará por la calle o tomará el transporte público, debe recurrir a un cubrebcas, pero no necesariamente a uno industrial, porque ello genera demanda y dificultad de que sea adquirido para médicos y enfermeras que atienden a pacientes.

De acuerdo con Rodríguez Álvarez, el uso de cubrebocas es una medida adicional, no una que sustituya a otras de efectividad demostrada, como no salir de casa o mantener distancia.

Recomendaciones de uso

No es necesario un N95: Mauricio Rodríguez explica que la disyuntiva de varias autoridades para hacer obligatorio el uso de cubrebocas se centra en que la gente podría solo buscar los N95, destinados a personal médico.

«Corremos el riesgo de que la gente se vaya a poner cubrebocas de uso exclusivo para los hospitales, porque podría pasar que de pronto todo mundo empezaría a jalar cubrebocas del mercado a la calle, se van a acabar y en los hospitales no van a poder utilizarlos porque no habrá», advierte.

De uso personal: Sea cual sea el cubrebocas a utilizar, se debe recordar que es de uso personal; de lo contrario, aumenta el riesgo de contagiar a familiares o a gente cercana.

De dos capas. Los cubrebocas pueden ser fabricados por los ciudadanos. Basta recortar tela de algodón con una medida de 20 centímetros x 15, para adultos, y de 18 x 12, para niños. Lo ideal es que cuente con dos capas de tela y que cubra la nariz, la boca y las mejillas.

Medidas de higiene

El experto explica que para retirarse el cubrebocas es necesario hacerlo por las correas, nunca tocando el rectángulo de tela; de lo contrario, la persona podría tener un contacto directo con el virus que llegara a alojarse ahí.

Lavado frecuente: Si se opta por adquirir un cubrebocas reutilizable, es necesario que después de algunas horas de uso sea lavado con agua y jabón. No hay que reutilizarlo si está sucio. Por ello, se recomienda tener varias piezas para cambiarlas.

¿Cómo tirar un cubrebocas?

Si se hizo uso de un cubrebocas desechable, al terminar de usarlo se debe meter en una bolsa o envolver en algún papel para tirarlo en la basura, y así evitar el riesgo de propagar el virus con quienes se encargan de la recolección de desechos. «Tiene que quedar bien cerrado para evitar riesgos», señala.