Muy atento recado al presidente AMLO

Por Evelio Bautista Torres

Profesor en la Facultad de Derecho

A la memoria de los Juristas Roberto Olivares Arellano, Alejandro Paz López, Lázaro Cruz Martínez.

Me adhiero a lo así publicado recientemente por el Maestro Agustín Basave: el suscribiente pertenece a ese grupo de mexicanos que no lo execran pero que tampoco le aplauden de balde. Pues reconociendo su honestidad y aciertos, censura también sus probables errores. Pero desde luego que respalda a quien fue electo para gobernarnos por 6 años, con toda su energía presidiendo éste país en tiempos aciagos. Y, dadas las circunstancias yo, respetuosamente añado y sugiero:

La pandemia mundial que nos acecha provocando cuantiosos daños vitales y económicos debe, al amainar; corregir actitudes personales y de gobierno y sobre todo, en México impulsar la investigación científica y programas de salud pública. Estos deben de ser prioritarios.

Así las cosas, el proyecto del tren Maya (TM en lo subsecuente) debe posponerse, sin suspenderse. Y no solamente porque se tilde –entre otras cosas- de “otro negocio empresarial para especuladores inmobiliarios”, sino porque en este lapso crítico se nota inviable. Espere Presidente mejores expectativas para implementarlo, quizás en el último tercio de su administración o la que lo suceda, con Ebrad, Sánchez Cordero, de la Fuente, Moctezuma, Monreal o algún otro prospecto. Estos reimpulsarían ese magno medio de transporte mixto, máxime cuando en grandes extensiones, se afirma; ya casi están tendidos los rieles. Que no se confunda su ahínco con necedad.

Además reconozcamos que tal plan resulta todavía muy discutible al argüirse su inoperancia natural y legal. Como lo apuntan no solamente covachuelistas sino algunos eruditos como Iván Restrepo. Por qué no le confiere Usted a éste científico el mismo reconocimiento, crédito y confianza que al eminente Dr. López Gatell? Además considero que se requiere la intervención, parecer y dictamen de expertos de la UNAM, de Chapingo, IPN y otros colegios.

Por otra parte el EZLN y “colectivos” adyacentes a través de sus voceros como Magdalena Gómez, Violeta Nuñez, Gilberto López Rivas y tal parece que hasta el insigne Pablo Gonzáles Casanova advierten con alzarse en armas e incluso perder la vida con tal de evitar la iniciación de esa obra. Y vaya que éstas pueden resultar amenazas cumplidas. Podría predecirse el caos que se armaría? O, ya está todo concertado?

Señor Presidente, hace algunos meses “le tendieron” una fallida celada que Usted resolvió con la destreza que lo caracteriza. Prefirió nulificar la captura del jovenzuelo Ovidio Guzmán, hijo “de ya sabe quién”. Por qué? Se argumentó que para evitar una cruenta reacción de las gavillas que custodiaban al muchacho. Las que caso contrario liquidarían a grandes contingentes que, con antelación habían prendido como rehenes. Si cabe el símil, estamos ante un espectro semejante. Y, me pregunto: por imponerse el arranque del convoy ahora si van a permitirse episodios inauditos y sangrientos? No se optará por evitar ejecuciones masivas? Cuidado! Pues esto puede constituir otro garlito peligroso montado por “la rijosa oposición” y/o los empresarios desafiantes por presuntos evasores fiscales.

Mi sugerencia estriba en que los recursos ahora destinados a instalar esa discutida vía, se utilicen insisto, de inmediato para fortalecer el sector salud; desde donde se incuba, las Facultades de Medicina, hasta llenar de hospitales de todo tipo el territorio Nacional, como en Cuba. Paradójicamente las 3 máximas potencias militares, Rusia, China y Estados Unidos que afirman poseer la capacidad de interceptar misiles enemigos en el espacio; no pueden hacerlo con el ultramicroscópico bicho que armado de ventosas letales, hoy tiene en ascuas a casi toda la humanidad!

Para evitar la detección del pingüe tráfico que significaría la cimentación del expreso a Querétaro –cuando apenas salía a la luz el de “La Casa Blanca”- Peña Nieto voló aterrado a China, para rescindir –a qué precio?- el agio. Hoy, por mayoría legítima de razón conviene postergar el armado del TM y sus caudales proyectados también aplicarlos a la urgente dotación del servicio de agua potable en todo el territorio nacional, afinándose lo necesario para que ya funcione el aparato de seguridad pública cuyo jefe, el secretario Durazo se ha borrado del mapa. Y, como “pilón” se reinstale el ramal ferroviario Mexicano del Sur, construido de la ciudad de México a la ciudad de Oaxaca al inicio del “Porfiriato”. Al menos el tramo Oaxaca-Tehuacán. Extraordinaria e histórica vía desmantelada, después de cometer el Fobaproa, por otro especulador, Ernesto Zedillo; dejando incomunicada y decadente a la vasta zona de la Cañada y Mixteca oaxaqueña y poblana.

Como el político más notable del México contemporáneo y, luego de Lázaro Cárdenas el Presidente demócrata; por su probidad, pacifismo, firmeza, eficiencia y aún con equívocos perfectibles; continuar dialogadamente y sin altercados gobernando a México; es su deber jurídico y por lo mismo deuda y, su compromiso moral. Espero corroborarlo si sobrevivo a los estragos de la pandemia en ciernes.

 

Miércoles 29 de abril del 2020.