Se reactiva conflicto agrario en Santo Domingo Ixcatlán

Autoridades municipales retuvieron a familiares de Fredy Eucario Morales Arias.

Agencia NEC

Huajuapan de León, Oax.- Este fin de semana se reactivó el conflicto agrario en Santo Domingo Ixcatlán, tras registrarse un hecho en el paraje conocido como “Tiazuma” o “Agua del Alacrán”, donde la autoridad municipal acudió para suspender la construcción de un tanque de peces, por lo que retuvieron a siete personas, entre ellas familiares de Fredy Eucario Morales Arias, quienes denunciaron abuso de autoridad y vejaciones a su integridad.

El hecho se registró la tarde del viernes 29 de mayo, cuando en ese lugar se encontraban integrantes del ex Comisariado de Bienes Comunales, encabezados por Alma Morales Arias, sin embargo, al lugar acudieron pobladores y autoridades de Ixcatlán quienes detuvieron a Fredy Morales Aguilar, así como a los hermanos Daniel y Arely Morales Arias y a otras cuatro personas, quienes fueron trasladadas con lujo de violencia a la cárcel municipal de Santo Domingo Ixcatlán.

La familia Morales Arias denunció vejaciones, abuso de autoridad, humillación y violación a los derechos humanos de las personas retenidas de manera arbitraria.

La autoridad municipal encabezada por el edil, Bertoldo García Bernabé, convocó a una asamblea comunitaria para determinar con base en los Usos y Costumbres, las acciones en contra de las personas detenidas.

En la reunión se encontraba personal de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), por contar esa población con medidas cautelares.

Por esos hechos, la Secretaría General de Gobierno (SEGEGO), convocó a ambas partes a generar un diálogo que permita alcanzar un acuerdo a fin de evitar actos de violencia o confrontación, además de generar -bajo acuerdos- la liberación de las siete personas retenidas, cinco hombres y dos mujeres.

A su vez, en un comunicado, el Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (CEDHAPI), en coordinación con el Ayuntamiento de Santo Domingo Ixcatlán, emitieron un comunicado donde señalaron que los integrantes de la familia de Fredy Morales Arias y otras personas más, retuvieron a integrantes del cabildo, entre ellas a la síndica municipal, su suplente, la regidora de Salud y su suplente, quienes acudieron al lugar para evitar una afectación a la población quienes se abastecen del agua de ese manantial del que pretende adueñarse la familia de Morales Arias.

Manifestaron que no permitirán más abusos y convocaron al pueblo para que determine en base a sus Usos y Costumbres, la sanción a las personas retenidas, además de señalar que no van a permitir más actos de violencia como los registrados el 30 de abril de 2008, o los de enero de 2010, cuando fueron asesinadas personas de Ixcatlán e intimidados por el presunto grupo paramilitar encabezado por la familia Morales Arias.

Hasta el cierre de esta edición, la asamblea continuaba sin alcanzar acuerdos definitivos sobre la situación de las personas retenidas en Santo Domingo Ixcatlán.