A nivel nacional hay 25 mil 786 casos activos de COVID-19 y  25 mil 779 defunciones

Ciudad de México, DF.- El Dr. Luis José Alomía, Director General de Epidemiología, dio a conocer en conferencia de prensa, que en México, se han confirmado 208 mil 392 casos de COVID-19. Además hay 66 mil 440 casos sospechosos. 

La epidemia activa se concentra en 25 mil 786 personas. Han fallecido 25 mil 779 personas. Los Estados que concentran mayor número de casos activos a nivel nacional: CDMX, Edomex, Puebla, Guanajuato y Veracruz.

Los Estados que concentran mayor número de decesos a causa del Covid19 son: CDMX, Edomex, BC, Veracruz, Sinaloa.

Del total de los fallecimientos 1, 903 están a la espera de resultados para confirmar la causa de muerte.

En las últimas 24 horas, se confirmaron 5, 441 nuevos casos de Covid-19, lo que representa un incremento del 2.7% en comparación al día anterior.

A la fecha, existen un total de 27, 133 camas para atención general, de las cuales 15, 048 están disponibles y el 45% están ocupadas.

En los laboratorios privados se han aplicado 70 mil 521 pruebas. El porcentaje de positividad en estas unidades es de 37%.

Por su parte, el Dr. Ricardo Cortés Alcalá, Director General  de Promoción de la Salud, dijo que cambia el panorama nacional con el semáforo de riesgos Covid. A partir del próximo domingo, el territorio nacional se divide en:

*14 estados en semáforo rojo en máximo riesgo.
*18 Estados en semáforo naranja, nivel alto de riesgo.

Se suman al semáforo naranja Aguascalientes y CDMX.

Explicó que en ocupación hotelera está permitida en un 25% en semáforo rojo y 50% en semáforo naranja, igual que en restaurantes.

Parques públicos 25% en rojo y 50% en semáforo naranja. Se pide a la población vigilar que no estén llenos.

Supermercados en 40% con rojo y 75% en semáforo naranja. Se pide a los supermercados y mercados permitir el ingreso a padres o madres que lleven a un hijo con ellos; pueden ser de familias monoparentales o que los niños viven con alguna discapacidad y no pueden estar solos. Se deben respetar los derechos humanos.

Los deportes profesionales continúan a puerta cerrada.

El Dr. Hugo López-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, señaló que ha sido satisfactoria la relación con los gobernadores, que ha habido un diálogo.

Aguascalientes, pasó a semáforo naranja al resolverse un dato; con Edomex sigue en semáforo rojo y el Valle de México en naranja aquí está considerado un periodo de transición y procesos de adaptación.

En Guerrero, se acordó una dinámica en Acapulco, para la atención a las personas y hay una tenencia positiva. Se desconfinan espacios como playas, bajo un esquema de orden.

En Hidalgo también ya se aproximan cambios en el esquema de apertura porque hay espacios públicos que son de interés como los balnearios comunitarios, con un aforo limitado. Sinaloa en la parte de comercio hay oportunidad de la apertura. Michoacán ya está en naranja y eso permite la apertura de sitios de culto, con afluencia de personas del 50%. Es el tránsito a la nueva normalidad.

Reiteró que para COVID-19 no hay una vacuna todavía, para la influenza sí hay vacunas. En México hay un programa de vacunación de influenza, que es gratuito, no cuesta ponerse la vacuna. La vacunación inicia en octubre.

“En febrero se toma la decisión sobre la composición de la vacuna de influenza. Se identifican los virus que estarían presentes en la temporada. La OMS da las cepas de referencia. En julio se hacen prueba de calidad”, dijo.

“En 2019 enfrentamos una actitud poco positiva por parte de los proveedores de medicinas contra el cáncer. En particular de una sola compañía, que es monopólica. Fabrica y distribuye. Esto puso al gobierno en una situación de dificultad.

Hay un problema generalizado de desabasto de tratamientos para niños con cáncer”, agregó.

Sobre los contactos del secretario de Hacienda, señaló que son casi 60 y se les está haciendo la entrevista, dijo que no existe ninguna clase de criterios de privilegio para las pruebas.

Detalló que el termómetro que toma la temperatura en la cabeza no daña las neuronas; “pero la limitante es que se descalibran los aparatos y dan una señal no tan exacta al cabo de varias semanas de uso”, indicó.