Advierten daños en historial crediticio por reestructuras

Aunque el apoyo que ofrecerán los bancos ayudará a un usuario a saldar su deuda, se quedará un registro en el Buró de Crédito

Información de agencias

Ciudad de México.- El programa de reestructuras de créditos que lanzará la banca mexicana podría afectar el historial crediticio de las personas y obstaculizar la posibilidad de adquirir nuevos préstamos, aún cuando los usuarios solamente hayan dejado de pagar por un lapso de cuatro meses, alertaron expertos.

Dicho plan de reestructuración será para aquellos clientes que se vieron afectados económicamente por la pandemia del coronavirus y solicitaron un aplazamiento en el pago de sus créditos por cuatro o seis meses. Esta iniciativa incluirá negociaciones para saldar las deudas, fijar una nueva tasa de interés, modificar los plazos del financiamiento, entre otros aspectos.

Según Wolfgang Erhardt, vocero nacional del Buró de Crédito, si una persona solicita una reestructura se dejará una marca en su historial crediticio, con el fin de conocer el estatus o los movimientos que se han realizado en un crédito, lo cual podría dificultar las posibilidades de adquirir un nuevo financiamiento en el largo plazo.

“Son claves que señalan que el crédito fue reestructurado bajo algún motivo en especial, ya sea por un proceso judicial, porque el propio cliente o alguna institución lo pidió, solo por decir algunas. Pero del lado positivo, lo que está mostrando el usuario, cosa muy importante, es que tiene voluntad de pagar lo que debe”.

Wolfgang Erhardt

Agregó que la quita es otra alternativa que se puede presentar durante una reestructuración, que es una opción mediante la cual las personas pueden saldar su deuda con un descuento y pago único.

Para ello, el banco deberá ofrecer una constancia de que no existen adeudos.

Para Mario Di Costanzo, expresidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el programa que lanzará la banca del país deberá incluir disposiciones transitorias para que la cartera de los bancos no sea vea afectada, al igual que los registros del Buró de Crédito, ya que la mayoría de las personas podrían catalogarse como “malas pagadoras” cuando en realidad solo se vieron afectadas económicamente en un pequeño lapso.

“Si todo el mundo está en el Buró de Crédito, ¿a quién le prestarán los bancos? Tendrán que ser más accesibles y crear mecanismos para que la gente pueda conocer a mayor detalle sus calificaciones crediticias, pues se corre el riesgo de que proliferen los créditos a la mala, con altas tasas de interés o los que ofrecen instituciones apócrifas”, consideró.


TE PUEDE INTERESAR: