Avanza proyecto espejo del servicio sismológico nacional

El Centro Alterno de Monitoreo fortalecerá la redundancia de datos en momentos de emergencia 

En los próximos dos meses habrá apoyos sustanciales para el avance del Centro Alterno de Monitoreo del Servicio Sismológico Nacional (SSN), que ya se construye en Pachuca, Hidalgo. 

 

“Este proyecto espejo del SSN, que actualmente está en proceso y esperemos que en breve en funcionamiento, es muy importante para la redundancia, porque necesitamos una entrada y una salida alterna de información para mantener al tanto a la población en las horas y días que siguen a un evento sísmico, como los que ya nos ha tocado vivir”, explicó William Lee Alardín, coordinador de la Investigación Científica de la UNAM. 

 

En una reunión virtual de trabajo entre el SSN y la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), Lee destacó que los sismos y la sismología permiten aprender sobre lo que sucede en nuestro territorio, sus recursos naturales y su suelo, y cómo responder con datos científicos ante una emergencia. 

 

Hugo Delgado Granados, director del Instituto de Geofísica (IGf), entidad a la que está adscrito el Sismológico, resaltó que en 110 años este organismo ha realizado una labor imprescindible y su trabajo es de la más alta prioridad, porque aborda temas estratégicos de seguridad nacional. 

 

“Los proyectos que hemos realizado en la UNAM, con el acompañamiento del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), son muestra de una larga y fructífera relación, pues han permitido reforzar la red sísmica mexicana y hacer de la labor del Servicio Sismológico una tarea que garantiza información oportuna y de la mayor calidad”, dijo. 

 

Sin embargo, no es una tarea acabada, pues siempre es factible mejorar. Es parte de la vocación que tenemos en esta casa de estudios, subrayó. 

 

En su oportunidad, Xyoli Pérez Campos, jefa del SSN, hizo un recuento del trabajo de esta instancia y destacó que existen 201 mil 338 sismos en catálogo desde el 20 de enero de 1900, y registros en papel desde 1906, sumando 310 mil sismogramas hasta 2015.  

 

Para 2020, en materia del monitoreo nacional se cuenta con datos de 202 estaciones propias, además de 100 de otras instituciones, intercambio internacional con siete de Guatemala, ocho de Texas (en Estados Unidos) y una de Nicaragua.  

 

Como parte del proyecto preventivo Red Sísmica Mexicana, se planteó el desarrollo de un Centro Alterno de Monitoreo. El edificio, actualmente en construcción, cuenta con las instalaciones necesarias para un núcleo de datos de última generación para redundancias que se requieren, especialmente en suministro eléctrico. 

 

Entre los retos, está garantizar la redundancia del sistema completo del Sismológico Nacional, en operación las 24 horas, los siete días de la semana, y contar con nuevas tecnologías y metodologías, a fin de  ofrecer productos más útiles. 

 

Por parte de las autoridades federales, David León Romero, coordinador Nacional de Protección Civil, agradeció la participación de los científicos de la UNAM en este proyecto.  

 

Tras felicitar al SSN por su 110 aniversario, resaltó su labor, en conjunto con el Instituto de Geofísica, para la protección civil en el país. “Es una tarea invaluable, estamos en el Sinaproc profundamente orgullosos de la labor tan valiosa que realizan”.  

 

Asimismo, enfatizó el trabajo coordinado entre dichas instituciones y la CNPC: “es muy importante para la protección civil materializar proyectos como el centro espejo del monitoreo de la red sísmica, que se planea cuente con recursos del Fondo para la Prevención de Desastres Naturales (Fopreden)”. 

 

La UNAM se encuentra en la etapa donde se completa el proyecto ejecutivo; posteriormente el Cenapred emitirá un dictamen y finalmente se someterá al Fopreden, explicó.