Médicos del IMSS explican el paso de lactancia materna a la alimentación complementaria

Oaxaca, Oax.- La leche materna es el mejor alimento para la salud y el desarrollo emocional e intelectual del bebé en los primeros años de vida. Los bebés necesitan los alimentos en el momento adecuado para crecer y desarrollarse satisfactoriamente, advierten médicos especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Oaxaca.

Una vez que el bebé haya cumplido seis meses, se le debe incorporar a la dieta familiar. Este proceso debe ser gradual y equilibrado, hasta que el mismo bebé vaya adaptando su capacidad para ingerir todo tipo de alimento.

De acuerdo con la doctora Perla Vázquez Altamirano, coordinadora de Prevención y Atención a la Salud del IMSS, la alimentación complementaria, es precisamente complementaria al pecho, por lo que durante los meses siguientes, la leche materna seguirá siendo el primer alimento a ofrecerle al menor.

Entre las recomendaciones generales, se aconseja introducir un tipo de alimento cada tercer día, así se podrá observar la aparición de intolerancias o alergias.

De igual forma se aconseja iniciar con alimentos con alto contenido en hierro, posteriormente las legumbres y las carnes, que deberán ser en forma de puré, triturados o semisólidos. En el caso de los cereales, pueden mezclarse con la leche materna, tomando en cuenta que siempre será el mejor alimento para el bebé.

“Los alimentos deberán prepararse sin azucares y sales, o algún condimento artificial, ya que sus sistemas digestivo y renal aún continúan en proceso de maduración”, indicó Vázquez Altamirano.

Finalmente indicó que aunque podamos dar todos los alimentos a partir de los 6 meses, debemos hacerlo en forma secuencial, siempre respetando el hambre y saciedad del menor, no forzándoles a comer.