Recuerdan a Tamayo a 121 años de su natalicio

Nacido el 25 de agosto de 1899 en Oaxaca, Rufino Tamayo pintó más de mil 300 óleos, realizó 465 obras gráficas, 350 dibujos, 20 murales, así como un vitral.

Oaxaca, Oax.- En el marco el 121 aniversario del natalicio del maestro Rufino Tamayo, el Taller de Artes Plásticas que lleva su nombre invita a conocer más sobre la vida del pintor oaxaqueño que marcó el arte mexicano del siglo XX, y que gracias a su talento recibió gran reconocimiento a nivel mundial.

Nacido el 25 de agosto de 1899 en la ciudad de Oaxaca, Rufino Tamayo pintó más de mil 300 óleos, entre los que se encuentran los 20 retratos de su esposa Olga, con quien estuvo casado durante 57 años; realizó 465 obras gráficas, como litografías y mixografías, 350 dibujos, 20 murales, así como un vitral.

El Taller de Artes Plásticas “Rufino Tamayo” presentó el resultado de la convocatoria “Reinterprentando a Tamayo” que contempla el trabajo de 120 alumnos pertenecientes a talleres comunitarios de Zacatepec, Santa Catarina Juquila, la Villa de Zaachila, Pinotepa Nacional, Macuilxóchitl, Santa Lucía del Camino, Jalapa del Márquez, San Pablo Villa de Mitla, San Sebastián Tutla, Ocotlán de Morelos, el Taller de Fotografía a distancia, Oaxaca de Juárez y San Felipe del agua.

Los alumnos guiados a la distancia por sus maestras y maestros, dieron muestra del legado del pintor oaxaqueño a través de la plástica, trabajos que fueron presentados a las 12:00, 15:00, 17:00 y 19:00 horas a través de redes sociales.

Rufino Tamayo es reconocido por sus emblemáticos murales que se encuentran en el Palacio de Bellas Artes, el Museo Nacional de Antropología y el Conservatorio Nacional de Música en México, que en el Dallas Museum of Cine Arts, la Biblioteca de la Universidad de Puerto Rico y en la sede de la UNESCO, en París, mientras que su obra es expuesta en recintos como los museos de Arte Moderno de México y Nueva York, el Guggenheim y la Philips Collection, en Washington.

Cabe destacar que durante su trayectoria, Rufino Tamayo recibió distinciones como el Gran Premio de Pintura de la II Bienal de Sao Paolo, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (por el rey Juan Carlos de España) y la Medalla Belisario Domínguez entre muchos otros reconocimientos.

Su obra artística es una de las más importantes a nivel mundial

Los colores y las formas de la obra plástica de Rufino Tamayo son reconocidos en todo el mundo. El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) preserva una parte fundamental de su creación, la cual representa el legado de uno de los grandes artistas de todos los tiempos a México.

Investigadores e historiadores de arte coinciden en afirmar que la obra de Tamayo es única y resaltan su participación en la consolidación del México moderno; su manejo del color, sus figuras y técnicas que nadie ha conseguido superar reafirman que fue un hombre que nació para pintar.

Color, espacio, tradición, pasión y contenido es como resume la obra de Tamayo la historiadora de arte Nadia Ugalde, integrante del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas del INBAL. Entre sus logros, refiere, destaca el combinar tradición con modernidad y vanguardia europea, al buscar la síntesis de la forma y dar prioridad a la figura y forma. “Jugó con el color y descubrió contrastes como el rosa Tamayo. Su paleta de colores es algo muy característico de él”, detalla.

En 1981 fue inaugurado el Museo Tamayo, dependiente del INBAL, en la Ciudad de México. El recinto resguarda el importante acervo que atesoró Rufino Tamayo, integrado tanto por piezas de arte contemporáneo de artistas fundamentales, como Pablo Picasso, Wilfredo Lam, Joan Miró o Francis Bacon, como una parte sustancial de su propia obra.